Presuntos integrantes del movimiento “Yo soy 132” intentaron derribar las vallas de seguridad colocadas en el perímetro del Palacio Legislativo de San Lázaro. Arrojaron bombas molotov y piedras, desde su salida del Monumento a la Revolución, a las 4 de la mañana, portaban palos, macanas y recipientes con gasolina.
 
Granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal repelieron la agresión con gas lacrimógeno; dos policías resultaron lesionados.
 
 
En dos momentos, los manifestantes lograron derribas las vallas, rociaron combustible y provocaron conatos de incendio.
 
 
Al llegar a San Lázaro, integrantes de la CNTE conminaron a mantener la calma pero la situación es tensa.