En 6 meses, la troika no reclamará más medidas a Grecia

 

La troika de acreedores formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional ha decidido otorgar a Grecia una moratoria de seis meses durante los que no le exigirá nuevas medidas de austeridad.

 

 

Según informaciones del diario griego "Kathimerini", el objetivo de esta moratoria es dar a Grecia un respiro para poder llevar a la práctica las reformas fiscales y estructurales ya comprometidas.

 

 

El diario basa sus informaciones en un alto funcionario del Ministerio de Finanzas, quien asegura que la decisión se tomó la semana pasada en una reunión de la troika en Bruselas.

 

 

Este balón de oxígeno no implica un relajamiento de las condiciones pactadas, sino que persigue, por el contrario, dar a Grecia la posibilidad para que cumpla estrictamente con lo acordado, y sus problemas de deuda no se conviertan en tema de la campaña electoral en Alemania, donde en septiembre se celebran comicios legislativos.

 

 

Entre las medidas en las que la troika quiere ver avances figura la lucha contra el fraude fiscal, el cumplimiento de los objetivos de recaudación y la privatización de empresas públicas. Según señaló el alto funcionario a "Kathimerini", la troika está disgustada porque el año pasado Hacienda sólo ha podido llevar a cabo el 30 por ciento de las inspecciones previstas.