El G-20 apuesta por evitar "guerra de divisas"

El Grupo de los 20 (G-20) declaró que no habrá "guerra de divisas" y se mostró dispuesto a diferir los planes para establecer nuevas metas de reducción de deuda en la zona euro en un indicio de preocupación por el frágil estado de la economía. Los ministros de Finanzas del G-20, que concluyen este sábado su reunión de dos días en Moscú, están interesados en apoyar los esfuerzos de las naciones de la zona euro, en momentos en que el crecimiento es muy frágil a nivel global. La declaración final se centra en pronunciarse en contra de la llamada "devaluación competitiva", en referencia a Japón, país que ha debilitado su moneda nacional, el yen, para favorecer sus exportaciones. Las naciones del G-20 son Argentina, Australia, Brasil, Reino Unido, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Estados Unidos y el grupo de la Unión Europea. Los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales aprovecharon para tomarse la “foto de familia” en el último día del foro del G-20 en Moscú.