Por Joanne Frearson

LONDRES (Reuters) - Las acciones europeas cayeron el miércoles, desde máximos de cinco meses, luego de que Fitch Ratings opinara que el Banco Central Europeo debería tener un papel más activo en la compra de deuda soberana de la zona euro para evitar un colapso de la moneda.

El volumen de negocios fue bajo y la jornada volátil. El índice paneuropeo de acciones líderes FTSEurofirst 300 encontró trabas para subir luego de tocar un nivel de resistencia técnica de 1.028 puntos, para caer tras los comentarios de Fitch.

Aunque la agencia dijo que el colapso del euro no era su escenario de base, instó al BCE a incrementar las compras de bonos soberanos de países en problemas como Italia, y a abandonar su resistencia al fondo de rescate de la zona euro para evitar que ocurra un quiebre en el bloque.

Los sectores con peor desempeño fueron el índice STOXX Europe 600 de alimentos y bebidas y el de petróleo y gas, con caídas del 21,7 y 1,8 por ciento respectivamente, tras ingresar a territorio "sobrevendido" por las ganancias registradas el martes.

"Fitch está tratando de decir que alguien tiene que hacerse cargo y ayudar", dijo Joe Rundle, jefe de operaciones de ETX Capital. "La gente está hablando de recesión, la confianza del consumidor está baja y la preocupación es cómo se trasladará esto a las compañías", agregó.

"El volumen es bajo y el dinero sólo proviene de inversores de corto plazo. Los inversores están mirando los niveles de resistencia y de soporte y hacen negocios en ese rango", explicó el operador.

El FTSEurofirst 300 cerró con descenso de un 0,51 por ciento a 1.021,97 puntos, luego de haber tocado un máximo de cinco meses a 1.029,32 puntos que puso a prueba un nivel de resistencia.

La semana pasada el índice ha desafiado tres veces la vara de los 1.028 puntos, que representa un repliegue del 61,8 por ciento sobre la caída del verano boreal pasado y un nivel cercano al promedio móvil de 200 días.

El volumen de negocios fue bajo, equivalente al 82,9 por ciento del promedio de los últimos 90 días.

Richard Batty, estratega de Standard Life Investments, espera que el mercado continúe volátil y dijo que "los flujos de fondos no sugirieron que haya habido un gran movimiento hacia las acciones".

El analista añadió que los comentarios de Fitch mostraron que "todavía necesitamos un mapa de ruta de las autoridades para enfrentar los problemas de la crisis de deuda de la zona euro".

(Reporte de Joanne Frearson; editado en español por Hernán García)