© 2013 Der Spiegel.

Enrique Peña (YURI CORTEZ  AFP)

Enrique Peña Nieto asumió como Presidente de México en diciembre. En una entrevista a SPIEGEL, discute sus planes para combatir la pobreza y la violencia causada por los cárteles de la droga, y además indica por qué Europa debería aprovechar el auge económico de su país.
 
SPIEGEL: Señor Presidente, más de 60.000 mexicanos han perdido la vida en la guerra contra las drogas durante los últimos seis años. Usted ha despachado en su oficina apenas por dos meses. ¿Cómo propone poner fin a las matanzas?
 
Peña Nieto: Debemos combatir la desigualdad y la pobreza si queremos restablecer la paz y la seguridad. Siete millones de mexicanos viven en pobreza extrema, razón por la cual he lanzado a una cruzada contra el hambre. También tenemos que mejorar nuestro sistema educativo y estimular el crecimiento económico.
 
SPIEGEL: La política social sola difícilmente será suficiente para lidiar con el problema...
 
Peña Nieto: Fortaleceremos las fuerzas de seguridad y el poder judicial. Ya ha mejorado la cooperación entre el Gobierno central y los estados. Vamos a entrenar profesionalmente a la policía y a equiparla. Y donde haya falta de policías, proporcionaremos personal de seguridad con entrenamiento militar bajo supervisión civil.
 
SPIEGEL: El número de asesinatos y secuestros recientemente subió en la capital. Y en el vecino Estado de México, las bandas criminales recientemente han arrojado cuerpos otra vez.
 
Peña Nieto: La situación no mejorará de un día para otro. Se cometieron errores en el pasado, y tenemos que aprender de ellos. La violencia disminuirá en el mediano plazo. Hice esa promesa a los mexicanos.
 
SPIEGEL: ¿Qué es más importante para usted: reducir la violencia o localizar a los capos del narcotráfico?
 
Peña Nieto: Nuestra prioridad es reducir el número de asesinatos y secuestros. Pero también tenemos que aplastar a la mafia. Muchos asesinatos ocurren porque los criminales están luchando entre sí por sus "mercados".
 
SPIEGEL: Su predecesor, Felipe Calderón, desplegó el ejército para luchar contra la mafia de la droga. ¿Usted retirará las tropas?
 
Peña Nieto: Sólo cuando mejore la situación de seguridad. En ese momento, estaremos obligados por la Constitución a retirar el ejército.
 
SPIEGEL: Grupos de derechos humanos acusan a soldados de agredir a personas inocentes. ¿Presentará a los responsables ante la justicia?
 
Peña Nieto: Hemos turnado una ley que garantiza compensaciones a las víctimas de la violencia y obliga a aclarar los crímenes. Esto obligará a las fuerzas de seguridad a respetar los derechos humanos.
 

Der Spiegel

Der Spiegel es el principal semanario en Alemania

 
SPIEGEL: Los residentes de algunas regiones ahora están formando milicias para protegerse contra gángsters. ¿El gobierno ya perdió el control del país?
 
Peña Nieto: La población en algunas partes del país está tan frustrada que algunas personas están recurriendo a la "justicia vigilante". Hemos reforzado la presencia del gobierno en estas áreas. La "Justicia vigilante" sólo conduce a más violencia.
 
SPIEGEL: Los cárteles de la droga también derivan su poder del hecho que ellos sobornan a agentes de policía y alcaldes. Esto es especialmente aplicable a su partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
 
Peña Nieto: No tiene nada que ver con la afiliación partidaria. También afecta a los gobiernos regionales, encabezados por la oposición. Algunos cárteles han acumulado enormes cantidades de dinero y armas. Ahora estamos tomando medidas contra el lavado de dinero y, al hacerlo, cortaremos la savia de los carteles.
 
SPIEGEL: Su predecesor también se comprometió a luchar contra la corrupción. ¿Por qué deben los mexicanos cree que tendrá éxito esta vez?
 
Peña Nieto: No es responsabilidad exclusiva del Presidente. Los gobiernos regionales tienen que cooperar. Estamos dispuestos a ayudarles.
 
SPIEGEL: Estados Unidos está impulsando ayuda militar para combatir el crimen organizado en México. ¿Permitirá que los consejeros militares estadounidenses se instalen en México?
 
Peña Nieto: Queremos ampliar nuestra cooperación con Washington, pero sin violar nuestra soberanía. La cooperación no puede limitarse a la situación de seguridad. Queremos aprovechar la cercanía a los Estados Unidos para seguir adelante con la integración económica.
 
SPIEGEL: La mayoría de armas de la mafia de las drogas provienen de los Estados Unidos...
 
Peña Nieto: Es por eso que México apoya al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que se ha declarado a favor de fortalecer los controles sobre el comercio de armas. Lo más importante es regular la venta de armas de alto calibre y fusiles de asalto.
 
SPIEGEL: Algunos Estados de Estados Unidos han relajado la prohibición de la marihuana. ¿No le quitan a la guerra contra las drogas su credibilidad?
 
Peña Nieto: Esto por lo menos debería promover un debate. Yo me opongo a la legalización de la marihuana porque es una droga de entrada.
 
SPIEGEL: Aparentemente, y sin inmutarse por la violencia de las drogas, las empresas extranjeras están invirtiendo en México más que nunca. VW acaba de inaugurar una nueva planta de motores y tiene planes para producir el nuevo modelo Golf en México. Audi también está construyendo una nueva planta.
 

Peña Nieto: México ofrece una economía estable, la deuda es mínima, la inflación es menor al 4 por ciento, no tenemos casi ningún déficit presupuestario y tenemos un fuerte respaldo de reservas de moneda extranjera. Esto, por supuesto, atrae a los inversores.

Spiegel: ¿Puede Europa aprender algo de América Latina?
 
Peña Nieto: Queremos acelerar la integración con América del Sur y el Caribe, para que podamos competir más eficazmente con otras regiones económicas. México puede crecer a un ritmo aún más fuerte del que los expertos financieros predicen. Europa debe aprovechar nuestro auge económico.
 
SPIEGEL: México solía desempeñar un papel importante como mediador en América Latina. ¿Puede ayudar con posibles reformas políticas en Cuba o Venezuela?
 
Peña Nieto: Nuestra política exterior ha perdido algo de su fuerza en los últimos años, en parte debido a problemas internos. En el futuro, queremos poner más esfuerzos para la integración de toda América Latina. Pero no interferiremos en los asuntos internos de otros países. Queremos ampliar nuestras relaciones con Cuba.
 
SPIEGEL: Su partido gobernó México durante más de 70 años, hasta que la oposición le sustituyó en el 2000. Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de literatura, una vez describió el sistema  de control prácticamente monárquico del PRI como "la dictadura perfecta". ¿El retorno del partido al poder descarta la posibilidad de reformas democráticas?
 
Peña Nieto: Nuestra democracia es estable. Mi administración ha llegado a un acuerdo con los principales partidos de la oposición con el "Pacto por México". Éste apunta a las reformas y democratización. Este proceso no está completo aún.
 
SPIEGEL: ¿Por qué deben los mexicanos creer que el regreso del PRI no es sinónimo de un retorno de su comportamiento autoritario?
 
Peña Nieto: México ha cambiado. No hay cabida para los mecanismos del pasado. El PRI, como cualquier otro partido, se someterá a las reglas democráticas del juego. Somos parte de una sociedad pluralista, crítica e informada. No hay ninguna posibilidad que regresemos al pasado.