Se lanzan contra corrupción en sexenio pasado

 

Desde los primeros días de su gestión, los gobernadores de Chiapas y Tabasco, Manuel Velasco Coello y Arturo Núñez, han tomado medidas para perseguir penalmente casos de corrupción ocurridos en diversas alcaldías durante el sexenio de sus respectivos antecesores, Juan Sabines y Andrés Granier.

 

 

A casi un mes de que Velasco tomara las riendas del gobierno de Chiapas, la Procuraduría General de Justicia del Estado ha anunciado la detención de siete ex alcaldes acusados de peculado, ejercicio ilegal del servicio público y asociación delictuosa, además de un síndico, tras haberse detectado irregularidades en las finanzas de sus respectivos ayuntamientos durante el periodo 2009-2012.

 

 

De acuerdo con el diputado Luis Fernando Castellanos, de la comisión de Hacienda del Congreso de Chiapas, todos los ediles detenidos tienen en común que “nunca tuvieron un proceso formal de entrega y recepción”.

 

 

Los alcaldes detenidos son Jesús Arnulfo Castillo Milla, de Cacahoatán; Herminio Valdez Castillo, de Reforma; Miguel López Límbano, de Chicomuselo; Silver Eroy Corzo León, de Ocozocoautla; Magdiel Rafael García Cancino, de Ixhuatán; Rodolfo Vázquez Martínez, del municipio de Francisco León, y Bellaner Pérez Anzueto de Siltepec. El síndico detenido ayer es Daniel Arévalo Díaz, de Tapachula. Paralelamente, el gobierno estatal ha anunciado que, en total, son 12 las órdenes de presentación que se librarán contra ex alcaldes.

 

 

Dos de ellos, Castillo Milla y Valdez Castillo —emanados de la Alianza Unidos por Chiapas conformada por PAN, PRD, Convergencia y Nueva Alianza— han sido señalados por sus opositores, sin presentar pruebas, de utilizar recursos públicos para boicotear la campaña de Velasco a la gubernatura del estado, al retirar y dañar la propaganda del actual gobernador por la coalición PRI-PVEM, en Cacahoatán y Reforma.

 

 

Más información en Diario 24 HORAS