Luego de permanecer siete días en huelga de hambre frente a la Secretaría de Gobernación (Segob), tres de las madres cuyos hijos se encuentran desaparecidos levantaron su ayuno tras lograr que se atendieran sus demandas.

Desde el martes pasado tres madres pertenecientes al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad se pusieron en huelga de hambre para pedir respuesta a las demandas planteadas al Ejecutivo federal en el Castillo de Chapultepec, en junio de 2011.

Junto con otros integrantes del movimiento Margarita López, Julia Alonso y Malú García fueron recibidas en tres ocasiones por el titular de Gobernación, Alejandro Poiré Romero, quien el lunes por la noche dio respuesta a sus demandas.

Primero fue el jueves y luego el viernes, pero hasta la noche del lunes se lograron concretar citas con los gobernadores de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; Veracruz, Javier Duarte; Estado de México, Eruviel Ávila; Nuevo León, Rodrigo Medina, y Oaxaca, Gabino Cué.

También la procuradora General de la República, Marisela Morales, recibirá este martes al grupo de representantes de madres y familiares cuyos hijos están desaparecidos o fueron asesinados, por lo que acordaron levantar el ayuno luego de las 21:00 horas del lunes.

Margarita López precisó que esta semana se reunirán con los gobernadores

y que incluso se tiene programada una reunión con el equipo de

transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, aunque aclaró que

aún no se les da fecha para el encuentro.