Senado aprueba en su totalidad Ley del Servicio Profesional Docente

Con muchos fierros en la lumbre y totalmente amurallado, el Senado de la República dio el último paso para completar el proceso de la Reforma Educativa.

Al filo de las 06:00 de la tarde del martes, después de un día de intenso acoso del magisterio disidente, el pleno de la Cámara Alta inició la crucial sesión en torno al dictamen de la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Entonces, una parte del Partido de la Revolución Democrática (PRD) reclamó y denunció una supuesta complicidad del Revolucionario Institucional (PRI) y de Acción Nacional (PAN).

Para formar mayoría, argumentaron que no resolverán los problemas que enfrenta el magisterio y, por el contrario, ha abierto un conflicto social que escalará en los próximos días.

El Presidente de la Comisión de Educación, Juan Carlos Romero Hicks, presentó el dictamen.

El proceso legislativo no fue fácil, se presentaron cerca de 30 reservas: 20 del PRD y siete del PAN.

Ya durante la madrugada de este miércoles, el pleno del Senado de la República aprobó la Ley con 102 votos a favor y 22 en contra.

La evaluación de los maestros será una prioridad y se evitará que entre 80 mil y 100 mil maestros gocen de su sueldo cuando tengan comisiones sindicales o de otro tipo.

También regula el servicio profesional docente, así como los derechos del magisterio, además de asegurar la transparencia y rendición de cuentas.

La creación del Servicio Profesional Docente propone herramientas para el ingreso, revisión, calificación, certificación, permanencia y promoción de los docentes, a efecto de dotarlos de certeza para el ejercicio de su profesión.