Baltimore enfrentará a San Francisco en el Super Bowl

Los Baltimore Ravens son campeones de la Conferencia Americana de la National Football League (NFL) y enfrentarán a los 49ers de San Francisco en el Super Bowl XVLII, luego de vencer a domicilio a los New England Patriots 28-13 en la Final de la AFC, en el Gillette Stadium, con lo cual se dará el duelo entre los entrenadores Jim y John, en el denominado “Harbaugh Bowl”. Por primera vez, desde hace 15 años, los equipos visitantes dieron la sorpresa en las Finales de Conferencia, luego de que San francisco venciera a Atlanta y los “Cuervos” a los “Patriotas”. La defensiva de los Ravens, comandada por Ray Lewis, quien se podría despedir de los “emparrillados” como campeón de la NFL, fue pieza clave al forzar 3 entregas de balón de los Patriots en la segunda parte del juego y el quarterback Joe Flacco dio un juego perfecto, al sumar 240 yardas y 3 touchdowns en el juego. El equipo dirigido por Tom Brady, quien tuvo una noche para el olvido, con 320 yardas, 1 touchdown y 2 intercepciones; no tuvo la pegada de otros duelos y a pesar de dominar los primeros dos cuartos sólo pudo sacar una ventaja de 6 puntos, gracias a la recepción para anotación de Wes Welker y los goles de campo de 31 y 25 yardas de Stephen Gostkowski. Mientras que los Ravens se mantuvieron en el juego con el acarreo de 2 yardas para anotación de Ray Rice, que dejaba al descanso un marcador de 13-7 a favor de New England. Sin embargo, en el tercer cuarto vendría el declive de los “Patriotas” ya que Baltimore contendría el ataque de los locales y con un pase de 5 yardas para touchdown de Flacco a Dennis Pitta, con poco más de 6 minutos por jugarse en el periodo, pondría delante a los emplumados 14-13, una ventaja que ya no perderían. El segundo golpe, que dejaba contra las cuerdas a los “Patriotas”, vendría en el inicio del segundo periodo, cuando Flacco encontró en la zona prometida a Anquan Boldin, para tomar una ventaja de 21-13. Entonces llegaría el tercer golpe, en una jugada polémica. Brady tomó la ofensiva, comenzó a devorar yardas y ya en la 39 de su campo entregó el balón a Stevan Ridley, quien avanzo 8 yardas hasta encontrarse con Bernard Pollard, el cual lo tacleo con fuerza y aparentemente dando un golpe casco a casco, que dejó de inmediato noqueado al corredor de “Patriotas” soltando el ovoide, mismo que fue recuperado por Arthur Jones. Y Flacco no desaprovecharía la entrega, al capitalizarla con pase de anotación de 11 yardas para Boldin (5 recepciones, 60 yardas y 2 TD’s) que dejaba el marcador 28-13 con poco más de 11 minutos por jugarse en el último periodo. A pesar de ello, New England intento regresar en el juego, pero los Ravens ya habían hecho el daño. Brady tomó la ofensiva de nueva cuenta y la condujo hasta la yarda 25 de los “Cuervos”, donde en primera oportunidad avanzaron hasta la 19, sin embargo, tras dos pases cortos, los “Patriotas” se veían forzados y venpia la decisión de ir por el golde campo o jugarse, optando por esta última opción, la cual terminó con Brady tirado en el campo y un pase descompuesto. Tras ello, New England tuvo dos ofensivas más que terminaron con pases interceptados, enterrando así sus aspiraciones de llegar al Super Bowl, donde los “Cuervos” buscarán el próximo 3 de febrero su segundo trofeo Vince Lombardi,luego del obtenido en el año 2000 (XXXV), ante unos 49ers de San Francisco que han ganado el título en su 5 apariciones en el juego por el campeonato.