Reanuda Senado de EU discusión sobre precipicio fiscal

 

El Senado de Estados Unidos retoma esta mañana los esfuerzos para evitar una crisis fiscal después de negociaciones hasta la media noche entre el vicepresidente, Joseph Biden, y el jefe de la minoría republicana, Mitch McConnell.

 

El Gobierno del presidente Barack Obama y los republicanos, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, no han logrado un compromiso que evite, a partir del 1 de enero, aumentos de impuestos, reducciones en los gastos de todo el gobierno federal, y el fin del subsidio por desempleo para más de 2,3 millones de personas.

 

El jefe de la mayoría republicana en la Cámara baja, John Boehner, de Ohio, después de numerosas reuniones con el presidente Obama, afirmó la semana pasada que dejaba en manos del Senado la elaboración de una fórmula que evite un "precipicio fiscal".

 

Algunas fuentes interpretaron la interrupción de las conversaciones en la noche pasada como otro estancamiento de los esfuerzos, y otras mencionan progresos que saldrán a luz en la sesión del Senado fijada para la hora 16:00 GMT.

 

Aún si McConnell y Biden llegasen a un entendimiento habrá que ver en qué forma reacciona la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, una bancada en la cual un segmento muy militante se opone a todo incremento de los impuestos y está dispuesto a encarar un corte indiscriminado de los gastos.

 

Los demócratas han propuesto un aumento de los impuestos para las personas que ganen más de 360 mil dólares al año y las familias con ingresos superiores a 450 mil dólares.  Los demócratas esperan que McDonnell baje el ingreso sujeto a mayores impuestos si es que quiere conseguir los votos del Partido Demócrata que necesite para superar la oposición dentro del Partido Republicano.