El cadáver de la enfermera que supuestamente se suicidó tras ser víctima de una broma radiofónica sobre la duquesa de Cambridge llegará este domingo a la India, donde se celebrará su funeral.

Los restos de Jacintha Saldanha, que apareció ahorcada el pasado 7 de diciembre, viajan de Londres a Mangalore (sur de la India), de donde era originaria la enfermera, junto con su marido y dos hijos, de 14 y 17 años.

Tras una misa en la catedral católica de Westminster de la capital británica, la familia de la fallecida anunció ayer que su funeral se celebrará el lunes en la localidad de Shirva, en el estado de Karnataka (sur de la India) .

Saldanha, de 46 años, fue encontrada muerta tres días después de atender al teléfono a dos locutores de radio australianos que se hicieron pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos, y transferir la llamada a otra enfermera del hospital King Edward VII de la capital británica.

Según se reveló el pasado jueves en una vista ante el juez forense, la enfermera escribió tres notas antes de que una compañera y un guardia de seguridad la encontraran ahorcada en unas viviendas destinadas a personal del hospital.

Scotland Yard investigará ahora las llamadas telefónicas y los correos electrónicos de Saldanha para tratar de arrojar luz sobre lo sucedido.