El número de muertos por el tifón "Bopha", que azotó hace dos semanas el sur de Filipinas, aumentó este domingo a más de mil, mientras más de dos mil 600 personas resultaron heridas y 841 están desaparecidas, según un nuevo balance de las autoridades.

Al menos cinco millones 782 mil 723 personas resultaron afectadas por el tifón, que también destruyó o daño 158 mil 329 viviendas en nueve regiones de la isla de Mindanao, informó este domingo el Consejo Nacional de Gestión y de Reducción del Riesgo de Desastres Naturales.

La reconstrucción de las zonas devastadas, en especial las provincias de Davao Oriental y Valle de Compostel, ambas en el sur de la isla de Mindanao, se prolongará alrededor de un año.

A 12 días del tifón, unas 30 provincias y ciudades sufren cortes en el servicio eléctrico y seis de ellas carecen de suministro de agua potable, indicó el consejo nacional en un comunicado, difundido por el diario The Manila Times.

Las autoridades estimaron en 24 mil 160 millones de pesos (587 millones de dólares los daños materiales causados a la agricultura, infraestructuras y propiedad privada, con más de cuatro carreteras y 12 puentes destruidos.

El tifón "Bopha", con vientos de 175 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 210 kilómetros por hora, tocó tierra el pasado 4 de diciembre en la costa este de la isla de Mindanao, causando severas inundaciones y deslizamientos de tierras.