Israel responde con más asentamientos a condena internacional

Israel anunció la construcción de mil 700 casas en el asentamiento ortodoxo de Ramat Shelomo, en la parte norte de Jerusalén, que se suman a las tres mil dadas a conocer el pasado viernes.

El anuncio es una de las represalias israelíes a la aceptación por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas con 138 votos, 40 abstenciones y nueve en contra, al ingreso de Palestina como Estado observador.

El plan en Ramat Shelomo rescata el proyecto abandonado hace dos años por las presiones de Estados Unidos, y muestra que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu no cambia sus planeas pese a la presión internacional.

Ubicado entre el norte de Jerusalén y el sur de Ramala, capital de la palestina Cisjordania, entre poblaciones árabes, el proyecto fue aprobado justo el nueve de marzo de 2010, día en el que el vicepresidente estadounidense Joe Biden aterrizó en Israel.

Además del anuncio de tres mil nuevas viviendas hecho el pasado viernes, Israel también anunció el decomiso de unos 80 millones de dólares de los impuestos que recoge a nombre de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) todos los meses.

De parte de la comunidad internacional Israel podría enfrentar el congelamiento de proyectos conjuntos, políticas más agresivas para boicotear la producción de los asentamientos y quizás reducir el nivel de delegaciones diplomáticas en Tel Aviv.