El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está considerando solicitar al senador demócrata por Massachusetts, John Kerry, aceptar convertirse en el próximo secretario de Defensa, reveló este martes el diario The Washington Post.

La eventual llegada de Kerry a ese cargo se daría en el marco de un reacomodo en el equipo de seguridad nacional, que incluye además la designación de un nuevo director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), tras la renuncia de David Petraeus. Aunque Kerry era mencionado como un potencial relevo de Hillary Clinton en la Secretaría de Estado, esa designación será para la actual embajadora ante Naciones Unidas, Susan Rice, de acuerdo con funcionarios de la administración de Obama citados por el diario. Existen otros aspirantes a este cargo, sin embargo Kerry es considerado el más sólido de todos tanto por su experiencia militar tras haber servido en Vietnam, como por su conocimiento en temas presupuestarios y su desempeño en temas de diplomacia. Tanto Clinton, como el secretario de Defensa, Leon Panneta, habían manifestado con anterioridad su intención de servir sólo un término en la administración de Obama, reelecto para otro periodo de cuatro años en los comicios del pasado 6 de noviembre. Panneta se desempeñó antes como jefe de la CIA, cargo que quedó vacante la semana pasada tras la abrupta renuncia de David Petraeus como resultado del descubrimiento de una relación extramarital. El Post indicó que John Brennan, actual asesor de seguridad nacional de Obama, es uno de los más prominentes prospectos para reemplazar a Petraeus en el cargo.