San Luis Río Colorado, Son., 10 Ene. (Notimex).- La Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes) multó con 800 mil pesos al ayuntamiento local por mantener un tiradero de basura a cielo abierto en el Desierto de Altar. El director de Obras y Servicios Públicos Municipales, Filiberto Quintero López, manifestó que esperan que la dependencia estatal les permute el pago de la sanción y permita invertir el recurso en obras ecológicas. Explicó que la penalidad se aplicó porque las administraciones municipales anteriores no dieron una explicación oficial sobre el seguimiento a la obra de un nuevo relleno sanitario. En la actualidad, alrededor de 200 toneladas diarias de desechos sólidos son depositadas por personal del ayuntamiento en tierras desérticas, donde se encuentran los ejidos La Grullita y San Luis. El vocero de un grupo de ejidatarios inconformes con dicha situación, Manuel García Morales, manifestó que el basurero es un foco de contaminación para la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar. Estimó que, aparte del daño a la ecología, el tiradero de desechos sólidos les ocasiona perjuicios a los campesinos que desean recuperar sus tierras. A finales de los años ochenta el ejido La Grullita otorgó en comodato 20 hectáreas de terreno, para que el ayuntamiento depositara la basura por 10 años, periodo en que se construiría un confinamiento adecuado. Pero a la fecha no se ha realizado el proyecto, pero además los desechos sólidos ahora están depositados en más de 50 hectáreas, e invadieron tierras del ejido San Luis. Quintero López comentó que desde 2002 se desarrolló el proyecto integral para la disposición de los desechos sólidos, y en 2006 quedó concluido el nuevo relleno sanitario en terrenos del ejido Monumentos. Pero a la fecha no se ha podido poner en operación dicho programa, comentó, porque existe un litigio entre las empresas recicladoras de basura, pepenadores y los ejidatarios.

© 2006-2009 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano