Tragedia en estadio de futbol agrava crisis política en Egipto

Partidos políticos y activistas egipcios exigieron al Parlamento retirar el voto de confianza al primer ministro Kamal al-Ganzouri, ante la violencia surgida este miércoles, tras un partido de futbol en Port Said, donde murieron 79 personas.

Durante una reunión de emergencia de la Asamblea del Pueblo para examinar la situación tras la tragedia, que comenzó con un minuto de silencio en honor de las víctimas, organizaciones políticas y aspirantes a la presidencia exigieron la destitución del gobierno.

Pese a que la Constitución provisional no concede al Parlamento jurisdicción para retirar el voto de confianza al gobierno provisional, políticos y activistas consideraron que al-Ganzouri es incapaz de guiar al país, por lo cual debe ser destituido.

En una declaración, el liberal Partido Wad indicó que Egipto necesita un gobierno que trabaje en el pleno cumplimiento a las demandas de la Revolución de 2011, una de ellas dar seguridad al país, lo cual el gobierno no ha cumplido, y prueba de ello es lo ocurrido en Port Said.

Frente a la tensión, el primer ministro egipcio asumió ante el parlamento la responsabilidad política por los disturbios en Port Said, y aseguró que está dispuesto a rendir cuentas ante la justicia si se lo piden e informó que aceptó la dimisión del gobernador de Port Said, general de División Mohamed Abdulá.

Fuente: Notimex

www.unonoticias.com