EFE // Sida, avances y retos

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) infecta a las células del sistema inmunitario, las altera y llega a anular su función. Así, el progresivo deterioro del sistema inmune producido por la infección desemboca en inmunodeficiencia.

"Se considera que el sistema inmunitario es deficiente cuando ya no puede cumplir su función de lucha contra las infecciones y enfermedades", indica la Organización Mundial de la Salud.

El sida, acrónimo de síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es la fase más avanzada de la infección por VIH, aclaran las "Guías para el uso de agentes antirretrovirales en adultos y adolescentes infectados por el VIH-1" del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

El tratamiento antirretroviral, recomendado para la infección por VIH, consiste en tomar a diario una combinación de fármacos contra el virus. "Aunque estos medicamentos no pueden curar la infección, las personas infectadas disfrutan de una vida sana y viven más", apunta el citado documento.

"Hoy en día, el paciente que se trata, responde a la medicación y la toma correctamente puede tener una esperanza de vida muy similar a la de una persona no infectada por el VIH", sostiene José María Miró, vicepresidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y consultor senior del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona.

También puedes ver:

Galería: Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Video: El sida y la ciencia continúan su lucha