Reconoce el Papa que decisión de renunciar fue muy difícil

El Papa Benedicto XVI reconoció que fue "muy difícil" para él tomar la decisión de renunciar a ser la cabeza de la iglesia católica, aunque considera que es una decisión "recta" para la institución. El Pontífice externó lo anterior al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, quien tuvo un encuentro con el religioso en el Vaticano, en lo que fue la última audiencia a un mandatario político no italiano de todo el mundo antes de abandonar el papado el 28 de febrero próximo. El presidente guatemalteco contó que Benedicto XVI le dijo estar convencido de que renunciar era lo mejor para la iglesia, ya que por su edad y condiciones de salud (tiene problemas cardiacos) no puede viajar, y "la responsabilidad de la Iglesia es muy grande". Pérez Molina compartió que vio al Papa "muy decidido y muy firme" con la decisión tomada, "muy dura para él, pero que como dijo cree que es lo mejor para la iglesia".