La imagen de México en el extranjero es de franca mejoría.

Conocedor del tema del narcotráfico, avala la estrategia del presidente saliente Felipe Calderón durante los seis años de su gobierno. Responsabiliza de la violencia y los crímenes en el país a los narcotraficantes, a los terroristas. Es el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, quien afirma que la imagen de México en el extranjero es de franca mejoría.

¿Qué pasa en un país estando en el punto en el que estamos, en una situación similar a los peores momentos de Colombia, qué pasa en un país en donde no se combate de manera acertada el crimen organizado?

Bueno, yo primero tendría que hacerle una aclaración, lo que uno observa de afuera de México es que México en lugar de empeorar viene mejorando. 

¿Qué hacer cuando hay todos esos delitos?  Si no los enfrentas esos delitos se convierten en una amenaza a las instituciones, que es a la soberanía, que penetró la política, llenan de corrupción el manejo de los recursos del Estado, que afectan los valores de familia, que afectan las escuelas, etcétera. 

Es imposible convivir con el delito, porque el delito es invasivo de los inocentes, por eso es muy importante la determinación que México ha tenido, yo no puedo intervenir en política mexicana, desde afuera digo siempre he aplaudido al presidente Calderón por su coraje, pero además encuentro un discurso articulado del presidente Peña Nieto y un compromiso, el habla de la política social, seguridad, promoción del emprendimiento, liderazgo mexicano, educación, entonces si hay determinación, van encontrando con su talento los caminos para mejorar y derrotan al crimen.

¿En qué debemos concentrarnos como país, qué debemos de hacer? Porque puede haber determinación pero no ha habido efectividad real, al menos en las estadísticas que estamos teniendo en México.

Primero hay que hacer dos preguntas: ¿Quién es el culpable? Y una segunda pregunta ¿Qué habría pasado si no hubieran tenido una política de seguridad? ¿Quién es el culpable? No es la democracia mexicana, son los terroristas, ellos son los que desplazan, en mi país ¿quiénes desplazaban?  los terroristas, ¿Quiénes han secuestrado? los terroristas. ¿Quiénes han asesinado periodistas? Los terroristas. 

La segunda pregunta es ¿Qué habría pasado sin una política de seguridad? Veamos esto: cuando yo asumí la presidencia, Colombia es un país de mil ciento dos alcaldes, México tiene alrededor de dos mil cuatrocientos presidentes municipales, de los mil ciento dos alcaldes de Colombia, cuatrocientos estaban amenazados, trescientos, trescientos de ellos no podían atender sus municipalidades, ¿que hizo el gobierno nuestro? Les puso protección individual y se redujo sustancialmente la amenaza de asesinato de alcaldes, casi que se eliminó y lo hicimos prescindiendo del  origen político de los alcaldes, fueran amigos o antagonistas del gobierno.

La integración de la fuerza pública con la comunidad en la zona de alto riesgo evita los desplazamientos y al desplazado hay que darle una atención inmediata y hay que procurar regresarle, pero él no regresa si no tiene seguridad y si no tiene oportunidades.

¿Considera que es fundamental que un gobierno sea transparente en estos momentos en donde se perciba más la violencia?

La entrevista completa en Diario 24 HORAS