La noticia corrió en redes sociales más rápido de lo que pudieron reaccionar los propios medios locales e internacionales: el avión de Evo Morales había realizado un aterrizaje no planificado en Viena.

Esto ante la negativa, según el gobierno boliviano, de Francia, España y Portugal de permitirle volar en su espacio aéreo por sospechas de que Edward Snowden estuviera en el avión.

La mayoría de los líderes latinoamericanos consideraron la situación un atropello a los derechos diplomáticos del avión presidencial boliviano. Y decidieron descargar su ira a través de Twitter.

Mientras tanto, en el ciberespacio, "Viena", "Bolivia" and "Morales" fueron algunas de las palabras más utilizadas en Twitter, convirtiéndose en trending topics durante la madrugada y mañana de este miércoles.

Fernández, muy activa

fernandez

Uno de los primeros líderes en anunciar oficialmente lo que estaba pasando fue la presidenta de Argentina, Cristina Fernández. Y lo hizo a través de su cuenta oficial.

"Volví de la Rosada. Olivos, 21:46 hs. Me avisan, Presidente Correa al teléfono. "Rafael?. Pasámelo".

A través de la red social contó el "minuto a minuto" de lo que estaba pasando: Correa, junto con el presidente ruso, Vladimir Putin, y el venezolano, Nicolás Maduro, se acababan de enterar en Moscú que al avión presidencial boliviano le habían revocado el permiso de vuelo y estaba en Viena.

"Rafael me dice que va a llamar urgente a Ollanta Humala (presidente de Perú) para reunión urgente UNASUR", anunciaba Fernández vía Twitter incluso antes que su par ecuatoriano.

La mandataria argentina prácticamente estuvo de "reportera" de lo que estaba sucediendo al otro lado del Atlántico.

Durante alrededor de una hora, Fernández hizo 21 comentarios en la red social actualizando a sus lectores sobre los avances entre Correa, Humala y ella en la coordinación de una reunión de los países miembros de la UNASUR.

Evo

"¡Todos somos Bolivia!"

Poco después de los mensajes de Fernández, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, se convertía en otro "vocero" del problema diplomático.

"Atropello de 4 países europeos al presidente Evo Morales. Tuvo que aterrizar de emergencia en Viena porque le negaron permiso de sobrevuelo", decía a través de su cuenta de Twitter.

Un par de horas más tarde, el propio presidente de Ecuador, Rafael Correa, confirmaba por la misma vía su solicitud de reunión de la UNASUR:

"Horas decisivas para UNASUR: o nos graduamos de colonias o reivindicamos nuestra independencia, soberanía y dignidad. ¡Todos somos Bolivia!"

Correa se encuentra en Moscú, junto a su par venezolano, Nicolás Maduro, y otros mandatarios, en una cumbre de países exportadores de gas. Fue precisamente desde Moscú que despegó el avión de Morales, tras su participación en la reunión.

Desde Rusia también, Maduro no quiso quedarse atrás de los comentarios en Twitter: "Estoy en contacto con Evo, se han violado todas las inmunidades internacionales que protegen a los jefes de Estado por la obsesión Imperial".

"Ratifico toda la solidaridad con Evo y desde Venezuela con dignidad responderemos esta agresión peligrosa, desproporcionada e inaceptable", continuó en un segundo comentario.

Finalmente, el avión de Morales despegó desde Austria a alrededor de las 11:45 am del miércoles, hora local.

Líderes de las redes reaccionan

En la misma red social, algunos de los tuiteros en español más influyentes se sumaron a la discusión.

El periodista y documentalista español Antonio Maestre fue categórico: "Esto de dejar volar los vuelos de la tortura de la CIA y no dejar al avión de Evo Morales define bien el concepto de democracia occidental".

También en el ámbito de la ironía, el periodista venezolano Alberto Ravell se hacía la siguiente pregunta: "Se atreverá Maduro a traerse un polizónen el Cubana de Aviación?".

"El ridículo internacional que ha hecho la diplomacia española con el caso Morales - Snowden es para alucinar... :-(", comentaba el español Enrique Dans, profesor y experto en tecnología.

"Muchach@s: da lo mismo si Evo nos cae bien o mal; se violaron principios básicos de derecho internacional. Chile no puede quedarse callado", aseguraba el periodista chileno y conductor de televisión, Daniel Matamala en alusión al silencio del gobierno de Sebastián Piñera respecto del caso.

La opinión de nuestros lectores

A través de Facebook, los lectores de BBC Mundo no quisieron quedar fuera del debate.

"No soy partidario de Morales en lo más mínimo, pero esa exageración fue sumamente ridícula... ¿Acaso esperaban realmente encontrar a los G.I.Joe en el avión o algo por el estilo? Realmente la paranoia Europea no tiene límites", comenta Mario Dennis Grasso.

"Cómo cambian las cosas, ahora Europa es colonia norteamericana, se han transformado en un simple virreinato, que actúa a las órdenes del país del águila", dice Norman Contreras Carvajal.

"No soy partidario de Evo ni del ALBA pero creo es un horrible atentado contra un Jefe de Estado quien personifica a todo una nación. UNASUR tiene que pronunciarse al respecto", asegura Arlene Ribeira.