El primer ministro egipcio pide en Gaza alto al fuego

El primer ministro egipcio, Hisham Qandil, pidió este viernes en Gaza un alto al fuego como primer paso hacia la paz, y con el que lleve estabilidad a Oriente Medio. Anunció nuevas "visitas egipcias oficiales y no oficiales" a la franja.

"No podemos callarnos ante esta tragedia y todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad. Israel tiene que respetar los tratados internacionales que ha firmado", agregó en una comparecencia ante los medios junto al jefe del Gobierno de Hamás en la franja, Ismail Haniye.

Qandil señaló que su país "está al lado de sus hermanos en Palestina hasta que los palestinos acaben con la ocupación y establezcan su Estado independiente".

"Estamos tratando de lograr un alto el fuego duradero hasta que se logre una paz global y justa. Éste es el único camino para lograr tranquilidad y estabilidad en la región", agregó antes de "recordar a todo el mundo que Palestina es el único sitio del mundo bajo ocupación y bloqueo".

El primer ministro egipcio subrayó además que su visita, la más importante efectuada a Gaza en los cinco años y medio que lleva controlada por Hamás, es una "muestra de solidaridad", pero también de "apoyo físico".

Qandil llamó además a las facciones palestinas a "unirse a poner fin a sus disputas y divisiones" porque "el poder del pueblo palestino procede de su unidad".