Desarticulan en Chile secta que pretendería suicidio colectivo

Especialistas chilenos realizan un peritaje psicológico a una filósofa que encabezaba un grupo de personas que supuestamente planeaba protagonizar un suicidio colectivo este viernes, con motivo del presunto fin del mundo.

La mujer, identificada como Beberly Guzmán, de 42 años, fue detenida la noche de este jueves en una parcela de la localidad de Peñaflor, a unos 30 kilómetros al oeste de Santiago, donde funcionaba una secta integrada por una docena de jóvenes.

La policía chilena allanó la parcela ante sospechas de que se preparaba un suicidio colectivo, por el fin del mundo anunciado para este viernes.

Las autoridades reaccionaron a una carta enviada por la madre de uno de los integrantes del grupo, en la cual relata que la secta cree en el fin del mundo y que sus integrantes se suicidarían.

La Secretaria Regional Ministerial (Seremi) de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, dispuso la intervención policial, que allanó la parcela 42 del sector Colonia Alemana de Peñaflor, donde detuvieron a Guzmán.

Integrantes del grupo liderado por Beberly Guzmán desmintieron que pretendieran atentar contra sus vidas y aseguraron que asisten a ese lugar por su propia voluntad y que su filosofía es rehuir la violencia.