El Dreamliner: ¿avión del futuro o pesadilla para Boeing?

"Aterrizaje de emergencia del vuelo NH 692 de ANA"

En 2011, Boeing presentó a su 787 Dreamliner como el futuro de la aviación: un avión de pasajeros de tamaño medio con una eficiencia energética sin precedentes, capaz de utilizar 20% menos combustible que cualquier otro avión de su tamaño.

Pero el sueño de la empresa parece estar convirtiéndose en una pesadilla. El último incidente, un aterrizaje de emergencia por problemas de batería en Japón, condujo a que las dos principales líneas aéreas del país suspendieran toda su flota.

All Nippon Airways (ANA) y Japan Airlines (JAL) ordenaron que todos sus 24 Dreamliner permanezcan en tierra desde el 16 de enero hasta próximo aviso.

Este miércoles la Agencia Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) tomó la misma decisión y ordenó la suspensión de todos los vuelos del Dreamliner en el país. La aerolínea chilena LAN también decidió dejar en tierra a sus tres aviones 787 en la noche del miércoles a raíz de la medida de la FAA.

Éste es el último de una serie de reveses que ha sufrido Boeing con su innovador avión.

Incluso antes de salir de la planta de producción de Boeing, una variada gama de problemas provocó una demora de años en las entregas de los primeros aviones.

Y desde su primer vuelo comercial en octubre de 2011, el entusiasmo por este avión se ha convertido en una creciente preocupación por su seguridad.

El aterrizaje de emergencia del vuelo NH 692 de ANA en el aeropuerto de Haneda, en Tokio, fue provocado, según informes, cuando los pilotos vieron una señal de alerta en sus pantallas indicando la presencia de humo en uno de los compartimientos eléctricos.

Antes de éste, varios Dreamliner en otros países ya habían presentado situaciones como escapes de combustible, una ventana agrietada en la cabina, problemas con los frenos y fuego en una instalación eléctrica.

El incidente en Japón parece muy similar al ocurrido en un vuelo de un 787 de JAL en Estados Unidos la semana pasada en el que también se detectó fuego en una instalación eléctrica.

Baterías 'problemáticas'

Tal como informa Rupert Wingfield-Hayes, corresponsal de la BBC en Tokio, la fuente de ese fuego fue la batería de ion de litio.

Desde 2007, la Administración Federal de Aviación en Estados Unidos (FAA) expresó preocupación por la instalación de estas baterías de iones de litio a bordo de los 787 por su conocido problema de que pueden sobrecalentarse y provocar detonaciones o incendios.

Según el corresponsal de la BBC, 'en la última semana y media ha habido seis incidentes separados de seguridad con los 787 japoneses. Pero no todos han sido similares'.

'El incidente de hoy (miércoles) ha sido hasta ahora el más grave. Tener humo dentro de un avión mientras está volando es siempre un asunto grave. Es por eso que la aeronave fue rápidamente desviada y probablemente es por eso por lo que ANA y JAL han ordenado suspender sus flotas', agrega.

Por su parte Paul Lewis, portavoz de Boeing, le dijo a la BBC que la empresa estaba 'consciente del desvío de un 787 operado por ANA' en Japón.

Agregó que Boeing 'estará trabajando con nuestro cliente y con las agencias reguladoras apropiadas'.

Los expertos afirman, sin embargo, que este último incidente tiene el potencial de convertirse en una 'crisis grave' para Boeing.

La suspensión de la flota japonesa -que suma casi la mitad de los 50 Dreamliner que se han entregado hasta ahora en todo el mundo- está sujeta a la investigación que ordenó el Ministerio de Transporte después de dos fugas de combustible en los Dreamliner operados por JAL.

Dreamliner de Japan Airlines

"Dreamliner de Japan Airlines"

Esta investigación se suma a una revisión conjunta de las autoridades de Estados Unidos y Boeing sobre la fabricación, diseño y ensamblaje del avión.

Tras el incidente del miércoles, las autoridades de India indicaron que revisarán la seguridad de sus cinco 787 de Air India y conversarán con los fabricantes.

'Momento crítico'

Tal como le dijo a la BBC Richard Aboulafia, analista del Teal Group, una think-tankpara temas aeroespaciales y de defensa, en Fairfax, Estados Unidos, 'si no actúan rápidamente, esto va a cambiar la percepción de la gente sobre la aeronave'.

Tal como señala Rupert Wingfield-Hayes de la BBC, Japón, con sus 24 aviones Boeing 787 'tiene la mayor flota de Dreamliners en el mundo. Fue el primer país que recibió un Dreamliner y por lo tanto se ha convertido en un importante usuario de Boeing'.

'Así que quizás ahora deberá pagar las consecuencias por haber sido los primeros que adoptaron este avión de alta tecnología', agrega.

Algunos expertos sugieren que debido a que éstos son los primeros aviones de dicho modelo que se fabrican, no es anormal que tengan problemas y que Boeing los solucionará.

Según Chris de Lavigne, de la consultora Frost and Sullivan, 'también se presentaron asuntos iniciales con el Airbus A380. Y mira dónde está ahora: volando exitosamente y todos parecen muy contentos con él'.

Sin embargo, que esto se convierta en una potencial pesadilla para Boeing -que ya ha recibido órdenes para más de 800 aviones en todo el mundo- dependerá de las dos investigaciones que se están llevando a cabo.

'Si resulta que esto es un asunto grave y requiere reingeniería, entonces se tendrían que suspender más aviones o incluso la flota entera', agrega de Lavigne.

El peor escenario

El experto en temas económicos de la BBC Jorn Madslien asegura que una de las grandes preocupaciones de Boeing con todos estos incidentes y la decisión de la FAA de suspender los vuelos del Dreamliner en EE.UU. podría ser que las líneas aéreas reconsideren sus pedidos de los 787, unos 800 dentro de la próxima década.

El peor escenario es que en efecto las líneas aéreas suspendan sus pedidos a pesar de que ningún otro fabricante produce un avión similar. Además no existen garantías de que en el futuro su rival Airbus introduzca en el mercado a su anunciado A350 sin ningún tipo de problemas.

Otro escenario doloroso, asegura Madslien, es que los reguladores de la aviación civil consigan problemas que requieran tiempo que a su vez retrasen la entrega de futuros Dreamliners, lo que podría traducirse en demandas a gran escala de parte de las líneas aéreas que hicieron pagos por anticipado.

Eso no solo amenaza la producción y entrega de los 1.100 aviones Boeing 787 que la empresa prometió en la próxima década, sino que además podría afectar negativamente la relación con las líneas aéreas en momentos en que están penetrando el mercado con mucha agresividad fabricantes en Rusia y China.

Contra estos escenarios el mejor final para todos -fabricantes, líneas aéreas y pasajeros- es que las fallas sean rápidamente identificadas, lo que genere reparaciones en un lapso relativamente rápido de pocos meses.

Cualquiera sea el resultado de las investigaciones, para todos los afectados lo más importante es, finalmente, la seguridad de los vuelos.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.