La base de datos de insectos que esclarecen crímenes

"Callifórido"

Hace cientos de años que los científicos saben que los animales, principalmente los insectos, pueden servir para investigar una muerte. Pero recién hace tres décadas que la entomología forense es utilizada para resolver crímenes.

Cualquier fanático de series de televisión como 'CSI: escena del crimen' sabe en qué consiste esta ciencia: estudiar a los insectos que aparecen cuando hay un cadáver para determinar la fecha del deceso y a veces incluso el lugar y la causa de muerte.

En Argentina, se trata de algo bastante novedoso. Recién a mediados de los años '90 se utilizó por primera vez para investigar un famoso caso: la muerte del recluta Omar Carrasco, cuyo asesinato en 1994 puso fin al servicio militar obligatorio.

Para que los entomólogos forenses puedan asistir a la Justicia, primero deben tener un registro de todos los insectos que hay en la zona donde ocurrió la muerte, y que podrían estar presentes en los restos.

Cada región, incluso dentro de un mismo país, tiene su propia fauna pero además -y acá está la clave de la entomología forense- tiene su propio clima, un factor que determinará el ciclo de desarrollo de los insectos, el elemento más importante que usan los expertos para datar un deceso.

La bióloga Ana Paula Armani trabaja desde 2010 en el Centro Nacional Patagónico (Cenpat), en la sureña provincia de Chubut, compilando una base de datos de los insectos y artrópodos que podrían asistir a la Justicia en el esclarecimiento de muertes dudosas.

Se trata del primer registro de la Patagonia, y, según la experta, cuando esté finalizado contendrá detalles de unas cien especies.

El más usado

Armani dijo a BBC Mundo que los insectos más utilizados por los entomólogos forenses para realizar su trabajo son las moscas (o dípteros) y los escarabajos (o coleópteros).

Ana Paula Armani

"Ana Paula Armani"

'Por ahora no hallé especies que sean exclusivas de la Patagonia, los mismos insectos aparecen en todo el territorio argentino, pero en cada lado su ciclo de desarrollo es distinto dependiendo del clima', explicó la investigadora, quien está financiada por la provincia de Chubut y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Una familia de moscas llamada callifóridos es la primera que suele aparecer ante la presencia de un cadáver, y es la especie más comúnmente estudiada por los entomólogos.

Se trata de un moscardón que muchos seguramente reconocerían por su color verde metálico.

Este bicho es necrófago, se alimenta de materia orgánica muerta, y los adultos ponen sus huevos en los orificios naturales del cuerpo (en especial la nariz y los ojos).

Los entomólogos forenses estudian los huevos, las larvas, las pupas y los especímenes adultos para determinar desde cuándo yace en ese lugar el cuerpo.

Según Armani, pueden determinar la fecha de un deceso con una precisión de cinco días de más o de menos.

El otro protagonista

escarabajos

"escarabajos"

Cuando un cadáver se encuentra en un estado más avanzado de descomposición el insecto que suele aparecer es un tipo de escarabajo de la familia de los derméstidos.

Armani explicó que el cuerpo humano tiene cinco etapas de desintegración, y que en cada una de ellas aparecen distintos insectos.

Pero los estadios en los que hay mayor presencia de bichos son en la etapa de descomposición activa (cuando se van rompiendo los tejidos y el cuerpo comienza a deshincharse) y de descomposición avanzada.

Lo último que queda son los restos de hueso, piel y pelo, y allí el trabajo de los entomólogos es más limitado.

En total, un cadáver suele tardar entre tres y cuatro meses para descomponerse completamente en los meses de primavera o verano, y nueve a diez meses en invierno (a menos que esté congelado, lo que retrasa el proceso).

Ciclo de desarrollo

El trabajo actual de Armani consiste en observar a cada una de las especies que participan en este proceso y registrar su ciclo de desarrollo, para que los investigadores en el futuro puedan usar esa información y consultar su base de datos cuando quieren esclarecer la fecha de una muerte.

moscas

"moscas"

Para conocer cómo actúan los insectos en un cuerpo muerto la experta utiliza cerdos.

Con esta información, los entomólogos no sólo podrán datar la muerte sino también determinar si un cadáver fue movido de lugar o si estuvo encerrado bajo techo antes de ser depositado al aire libre.

Armani dijo a BBC Mundo que por ahora la Justicia argentina no recurre mucho a los entomólogos forenses porque se trata de una especialidad nueva que tiene pocos expertos.

Sin embargo, esta ciencia ya ha dejado su huella en varios casos emblemáticos del país, como el de Carrasco.

Más recientemente, en 2011, una entomóloga forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Salta logró esclarecer un dato clave en uno de los crímenes que más conmocionó a esa provincia norteña: la muerte de dos turistas francesas cuyo asesinato fue noticia internacional.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.