Lo que hay detrás de la renuncia del vicepresidente egipcio

"Mahmoud Mekki"

El momento de la renuncia de Mahmoud Mekki como vicepresidente egipcio es tanto crítico como elocuente, dice la corresponsal de la BBC en El Cairo, Shaimaa Khalil.

Los observadores allí afirman que el hecho de haber escogido anunciar su renuncia oficialmente a sólo horas de que se publiquen los resultados del referendo significa que el hasta ahora segundo al mando del gobierno no quería ser relacionado con el proceso de votación ni con sus consecuencias.

También se especula que esta renuncia implica que el proyecto de constitución ya fue aprobado, agrega Khalil. ¿Por qué? Porque según la nueva Carta Magna, el presidente no está obligado a contratar a un vicepresidente, en cuyo caso Mekki se adelantó al voto.

Mahmoud Mekki es uno de los jueces de más alto perfil en Egipto.

En su declaración de renuncia, expresó que desconocía el decreto que otorgó al presidente Mohamed Morsi poderes extraordinaros en noviembre, dando la impresión de que estaba descontento por no haber sido consultado sobre decisiones importantes, puntualiza nuestra corresponsal.

Mekki, un exjuez que fue nombrado vicepresidente en agosto pasado, dio como motivo de su renuncia que la 'naturaleza de la política' no se ajusta a sus credenciales profesionales.

Descontento

Militares colocan listas de electores

"Militares colocan listas de electores"

Esto ocurre cuando se cerraron las urnas para la segunda etapa del referendo, que se espera apruebe la nueva constitución.

Sin embargo, los opositores del gobierno dicen que esto no pondrá fin al descontento en el país.

Afirman que la constitución favorece a los islamistas y traiciona a la revolución que derrocó a Hosni Mubarak el año pasado.

El presidente Morsi y sus partidarios señalan que el documento garantizará la democracia.

Este sábado por la tarde, la televisión estatal anunció que el gobernador del Banco Central, Farouq al Uqdah, también había renunciado a su puesto. Pero después un funcionario del gabinete negó el informe.

Una semana antes, el fiscal general, Talaat Ibrahim Abdallah, renunció, apenas un mes después de haber sido nombrado en el cargo por Morsi y a raíz de protestas de miembros del poder judicial, que aseguraban que la destitución del fiscal anterior fue un abuso y atentó contra su independencia.

El decreto de noviembre

Mekki, de 58 años, dijo que había tratado de renunciar el 7 de noviembre, pero que las circunstancias lo obligaron a permanecer en su puesto.

El conflicto israelí en Gaza y el controvertido decreto emitido por el presidente Morsi el 22 de noviembre postergaron su decisión.

El decreto despoja a la judicatura de los poderes que cuestionan las decisiones del presidente.

Siete de los principales consejeros de Morsi renunciaron durante el último mes; varios de ellos indicando que no se les había consultado sobre las acciones del presidente.

Después de las protestas, el mandatario revocó gran parte del decreto, pero se negó a dar marcha atrás en el proyecto de constitución.

El texto fue redactado apresuradamente por una Asamblea Constituyente dominada por islamistas y boicoteada por sus miembros liberales e izquierdistas, y enfrentada a una amenaza de disolución por el más alto tribunal del país.

Desde entonces, Egipto ha sido escenario de manifestaciones de ambos bandos.

Segunda ronda

Mezquita de El Cairo al atardecer

"Mezquita de El Cairo al atardecer"

No obstante, la votación en la segunda ronda del referendo parece haberse llevado a cabo con relativa calma.

Los Hermanos Musulmanes afirman que los resultados preliminares muestran un significativo respaldo, con más del 70% de los sufragantes a favor.

Agregan que, combinada con la votación de la semana anterior, a favor con un margen menor, se espera que el apoyo al 'Sí' supere el 60%.

Pero sólo acudió a las urnas un 30% de la población habilitada para votar.

El principal partido de la oposición egipcia, el Frente Nacional de Salvación, no puso en duda las cifras, pero se quejó de irregularidades durante la votación.

Si se confirma el resultado el lunes, después de las apelaciones, en el transcurso de los tres primeros meses del año entrante habrá elecciones parlamentarias.

En todo el país hubo unas 250.000 personas a cargo de la seguridad para mantener el orden.

Los centros de votación debían cerrar a las 19:00 hora local, pero quedaron abiertos hasta las 23:00.

Se emitieron boletas en las 17 provincias que no votaron en la primera ronda, el 15 de diciembre.

Quienes votaron a favor dijeron que votaban por la estabilidad.

Los que están en contra afirmaron que la nueva constitución no protege las libertades y los derechos humanos que buscaban al caer Mubarak. Algunos incluso se quejaron del papel otorgado a los clérigos islámicos y de falta de igualdad entre hombres y mujeres.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.