Lo que hay detrás del crecimiento sorpresa de EE.UU.

"Compras en Estados Unidos"

La economía de Estados Unidos creció a una tasa anual del 2,7% en el tercer trimestre del año, según los últimos datos oficiales, una cifra significativamente mayor a las previsiones hechas hasta ahora.

El Departamento de Comercio había calculado antes de las elecciones presidenciales que la economía crecería en un 2%.

En aquel momento, dicha estimación ya superaba las previsiones de los analistas y provocó recelos entre la oposición republicana.

Pero, ¿a qué se debe entonces esta mejoría en las perspectivas económicas de EE.UU.?

Por un lado, gran parte del crecimiento se relaciona con el hecho de que las compañías suelen hacer compras para abastecer su inventario en esta época, lo que tradicionalmente estimula a las economías que se recuperan de una recesión, como la estadounidense.

Por otro, el fuerte incremento del gasto público por parte del gobierno federal durante el trimestre (9,5% comparado con una reducción de un 0,2% en el anterior trimestre) representó un papel importante en el crecimiento.

Construcción

Los analistas también consideran que el crecimiento continuado del consumo, la fortaleza de las exportaciones y el ligero repunte en el sector de la construcción de viviendas contribuyeron a la mejoría de la economía.

Los últimos datos también reflejaron los recortes en el gasto público a nivel estatal y local, así como una caída en la construcción de edificios de tipo comercial.

Los economistas observan con atención el estado del mercado inmobiliario, ya que suele reflejar la durabilidad de la recuperación en este país.

Carteles de casas en venta en Estados Unidos. Archivo

"Carteles de casas en venta en Estados Unidos. Archivo"

Por ejemplo, los periodos de recuperación en EE.UU. suelen estar liderados por el desarrollo residencial, ya que las comañías de construcción suelen volver al trabajo tan pronto como termina la recesión.

Pero en esta ocasión en contreto la recesión fue en gran parte causada por la explosión de la burbuja inmobiliaria, que dejó a su paso un buen número de viviendas sin vender, compañías de construcción en bancarrota y el mayor colapso de la actividad inmobiliaria que EE.UU. ha visto en toda su historia.

Otros datos sugieren que el mercado de la vivienda podría estar recuperándose.

Este jueves la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios publicó un informe en el que coloca la actividad del mercado en su punto más alto de los últimos cinco años, con un crecimiento del 5.2% en octubre.

¿Datos fiables?

Algunos políticos del Partido Republicano expresaron sus incredulidad cuando en octubre, en plena campaña presidencial, el gobierno hizo públicos los últimos datos, para algunos sorprendentemente positivos, sobre el estado de las finanzas nacionales.

Poco después se publicaron cifras sobre el empleo, mostrando que tasa de desocupación había caído en septiembre del 8,1% al 7,8%, su nivel más bajo desde enero de 2009.

Las buenas noticias llegaron poco después de que el presidente, Barack Obama, fuera criticado por su pobre actuación en el primer debate contra Mitt Romney, y algunos en la oposición republicana dudaron sobre la veracidad de la información que se estaba suministrando.

Sin embargo, la última estimación sobre el crecimiento también evidencia que la economía de EE.UU. muestra síntomas de recuperación desde el final del verano.

El 'precipicio'

Hombre sin hogar, en Estados Unidos. Foto de archivo

"Hombre sin hogar, en Estados Unidos. Foto de archivo"

Este jueves se publicaron también cifras sobre el número de personas que reclamaron subsidios por desempleo en el país.

Hasta 23.000 personas menos solicitaron esta ayuda con respecto al anterior trimestre, hasta colocarse en un total de 393.000.

La cifra hace unas semanas era de 451.000, sobre todo por los efectos del paso de la tormenta Sandy en las costa Este, que interrumpió la actividad comercial de la zona y dejó sin hogar a cientos de personas.

Sin embargo, la continuidad en la mejora de la economía puede depender de las decisiones que tome en las próximas semanas el Congreso sobre el presupuesto federal, recordó el corresponsal de BBC Mundo en Washington, William Márquez.

A partir de enero del año próximo entrarán en efecto un aumento de impuestos y recortes al gasto del gobierno a no ser que la Casa Blanca llegue a un acuerdo con el Congreso sobre el presupuesto nacional, una situación conocida como 'precipicio fiscal'.

'El análisis de los economistas es que, si esas medidas entran en efecto, el creciente déficit fiscal de EE.UU. se reduciría en unos US$500.000 millones -explicó Márquez- pero la economía se encogería, subiría el desempleo y el país entraría en una nueva recesión'.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.