Claves de la petición palestina ante la ONU

"Bandera palestina"

La Asamblea General de la ONU vota este jueves sobre el reconocimiento de los territorios palestinos como Estado observador.

Esto ocurre luego de su fallido intento de unirse a la organización internacional como un Estado miembro de pleno derecho en 2011 debido a la falta de apoyo en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La idea encuentra la más cerrada oposición de Israel y su aliado más estrecho, Estados Unidos.

BBC Mundo ha preparado un conjunto de preguntas y respuestas sobre la controversia y el posible escenario.

¿Qué piden los palestinos?

Mahmoud Abbas, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de la OLP, presentará una solicitud a la Asamblea General para la admisión en la ONU como Estado observador, la misma posición que tiene el Vaticano. En la actualidad, la OLP sólo tiene estatus de estado 'observador permanente'.

Los palestinos, representados por la Autoridad Palestina, hace tiempo que buscan establecer un Estado soberano e independiente en Cisjordania, incluyendo Jerusalén del Este y Gaza, ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días, en 1967. Sin embargo, dos décadas de conversaciones de paz intermitentes no han logrado producir un acuerdo.

En septiembre de 2011, Abbas intentó el reconocimiento como estado miembro pleno en la ONU sobre la base de las fronteras anteriores a 1967. Sin embargo, la propuesta se estancó dos meses después, luego de que los miembros del Consejo dijeran que no habían podido 'hacer una recomendación unánime'.

El cambio que piden este jueves les permitiría a los palestinos participar en los debates de la Asamblea General. También aumentaría las posibilidades de los palestinos de unirse a agencias de la ONU y la Corte Penal Internacional (CPI), aunque el proceso no sería ni automático ni garantizado. Si se les permite suscribir al tratado fundacional de la CPI, el Estatuto de Roma, los palestinos esperan emprender acciones legales en los tribunales, por ejemplo, para terminar con la ocupación israelí de Cisjordania.

¿Cómo es el proceso general?

En teoría, es muy probable que los palestinos obtengan el estatus de estado no miembro observador. La resolución sólo necesita aprobación por mayoría simple de los 193 miembros de la Asamblea General de la ONU, donde no existe la posiblilidad de veto que sí hay en el Consejo de Seguridad.

Mahmoud Abbas.

"Mahmoud Abbas."

Según la OLP, más de 130 países ya consideran a los palestinos un Estado soberano. Sin embargo, las autoridades palestinas dicen que esperan lograr los votos positivos de entre 150 y 170 países en la asamblea de la ONU para mostrar el aislamiento de EE.UU. e Israel en este tema.

Abbas se dirigió a la Asamblea General el 27 de septiembre pasado y dijo que su gobierno buscará elevar su categoría ante la ONU en la sesión actual. Dijo que 'el progreso hacia la paz es a través de negociaciones entre la OLP e Israel', reconociendo las preocupaciones internacionales sobre las futuras conversaciones.

'A pesar de todas las complejidades de la realidad imperante y todas las frustraciones que abundan, le decimos a la comunidad internacional que todavía hay una oportunidad - quizás la última - para mantener la solución de dos estados y lograr la paz', agregó.

Después de que Abbas expuso sus intenciones, sus asesores consultaron a otros países antes de redactar una resolución, que no se presentó hasta después de las elecciones presidenciales de EE.UU.

El intento previo de los palestinos de obtener el estatus de estado miembro fracasó ya que tenía que ser aprobado por los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Ante la fuerte presión ejercida por el estrecho aliado de Israel, Estados Unidos, no pudo conseguir los nueve votos que necesitaba. En cualquier caso, como miembro permanente del consejo, era de esperar que EE.UU. usara su poder de veto.

Los funcionarios palestinos insisten en que no han abandonado su intención de convertirse en un estado miembro completo de la ONU.

¿Esto es puramente simbólico o habrá cambios en el terreno?

Conseguir el reconocimiento de la ONU para un Estado palestino sobre la base de las fronteras de 1967 tendría un valor simbólico, agregado a las decisiones previas de Naciones Unidas.

Benjamin Netanyahu

"Benjamin Netanyahu"

Desde ya, la resolución 242, que siguió a la Guerra de Seis Días, exigía 'el retiro de las fuerzas armadas israelíes de los territorios ocupados en el reciente conflicto.' Aunque Israel cuestiona el significado preciso de esto, existe gran consenso internacional en el sentido de que las fronteras anteriores a 1967 deberían formar las bases para un acuerdo de paz.

El problema para los palestinos es que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu rechaza estas fronteras como base de un acuerdo y cree que la idea es 'poco realista' e 'indefendible.'

El premier israelí dijo que había nuevos hechos en el terreno desde 1967, como que medio millón de israelíes vivían en más de 200 asentamientos en Cisjordania y Jerusalén del este. Esos asentamientos son considerados ilegales por las leyes internacionales.

Se han discutido algunos intercambios de tierra en conversaciones anteriores como una forma de superar este problema.

Los palestinos argumentan que la admisión como miembro pleno de la ONU fortalecería su posición en conversaciones de paz con Israel, especialmente respecto a los asuntos de estatus final que los dividen: el estatus de Jerusalén, la suerte de los asentamientos judíos, el lugar preciso de la frontera, el derecho a regresar de los refugiados palestinos, agua y seguridad.

Israel dice que cualquier progreso del estatus palestino en la ONU es un acto unilateral que predeterminará las conversaciones sobre estatus final.

¿Qué acciones legales podrían considerar los palestinos?

En abril, el fiscal jefe de la CPI rechazó una declaración de la Autoridad Palestina donde reconocía unilateralmente la jurisdicción del tribunal. El fiscal dijo que la CPI no podría actuar porque el artículo 12 del Estatuto de Roma establece que sólo un 'estado' puede atribuirles competencia a los tribunales.

Si bien las posibilidades de los palestinos de unirse a la CPI como un Estado observador no miembro no sería automática ni está garantizada, las autoridades dijeron que harán un nuevo intento después de la próxima votación de la Asamblea General.

'Los que no quieren comparecer ante tribunales internacionales deben poner fin a sus crímenes y es el momento de que rindan cuentas', dijo el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, recientemente a la prensa.

Según la agencia Reuters, Netanyahu ha expresado en privado su preocupación de que los palestinos podrían acusar al gobierno de Israel de violar la prohibición de los Convenios de Ginebra sobre el desplazamiento forzado de poblaciones mediante el establecimiento de asentamientos en los territorios ocupados. Los palestinos también podrían tratar de que la CPI investigue las denuncias de crímenes de guerra en 2008 y2009 en Gaza.

¿Por qué ahora?

La razón principal es el punto muerto en las conversaciones de paz. Antes de la propuesta original ante la ONU, los palestinos establecieron que septiembre de 2011 - la fecha que Obama había mencionado a la Asamblea General un año antes - era la fecha límite para lograr una solución de dos estados.

Asamblea General de Naciones Unidas

"Asamblea General de Naciones Unidas"

El Cuarteto de negociadores de paz en Medio Oriente - Estados Unidos, Unión Europea, Rusia y Naciones Unidas- había trabajado para el mismo plazo. Una declaración posterior del Cuarteto pidió un acuerdo antes de finales de este año.

A pesar de la falta de progreso en la reanudación de las negociaciones directas con Israel, los líderes palestinos argumentan que han tenido éxito en la consolidación de las instituciones y están listos para ser un Estado. El Banco Mundial ha dicho lo mismo, aunque ha manifestado su preocupación acerca de si las economías de Cisjordania y Gaza son lo suficientemente fuertes como para soportar un futuro estado.

El año pasado, el pedido de membresía completa de la ONU ganó fácilmente el apoyo de los palestinos de a pie, entusiasmados por los levantamientos en otras partes del mundo árabe. Aunque hubo decepción por lo que ocurrió después, un voto decisivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) en favor de la admisión de Palestina como Estado miembro en octubre de 2011 ayudó a compensar.

Esto fue visto ampliamente como un paso hacia el fortalecimiento de la posición de los palestinos en la ONU, a pesar de que le costó a la Unesco que EE.UU. le suspendiera el financiamiento.

¿Cuán diferente es esto a las declaraciones previas?

En 1988, el fallecido líder palestino Yasser Arafat declaró un estado palestino de manera unilateral, siguiendo los límites de 1967. La iniciativa se ganó el reconocimiento de unos 100 países, incluyendo árabes, comunistas y no alineados, muchos de ellos en América Latina.

La pertenencia de los territorios palestinos a la ONU como Estado soberano tendría un mayor impacto ya que ésta es la organización supranacional mundial y una fuente de autoridad en derecho internacional.

¿Quién apoya y quién se opone a la propuesta ante la ONU?

Hasta ahora, este intento no ha logrado entusiasmar a la opinión pública en los territorios ocupados, de la misma manera que en 2011.

La propuesta es respaldada por el movimiento Al Fatah de Abbas, que controla Cisjordania, y se acordó con los representantes de otros grupos de la OLP.

Al principio fue criticada por los altos cargos de Hamas, el grupo islamista rival que gobierna la Franja de Gaza. Sin embargo, tras la reciente ofensiva militar israelí de ocho días de en Gaza, el líder político de Hamas, Khaled Meshaal, dijo que aprueba el esfuerzo. También se dice que los militantes de la yihad islámica ha dado su apoyo oficial.

Dentro de la región en su conjunto, los 22 miembros de la Liga Árabe han respaldado este enfoque.

La principal oposición viene de Israel. En su intento por disuadir a Abbas de su plan, ha amenazado con retener los cruciales ingresos fiscales que recauda en nombre de la Autoridad Palestina. A principios de este mes, un documento del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel también propuso 'tumbar' a Abbas si la ONU aprueba la propuesta palestina de ser Estado observador.

En los últimos días, las autoridades israelíes han dicho que, inmediatamente después del voto introducirían sanciones contra los palestinos. Sin embargo, dicen que Israel no tomará medidas irreversibles y que sólo si los palestinos utilizan su nueva membresía en la ONU para llevar sus caso ante la Corte Penal Internacional considerarán medidas más drásticas.

EE.UU., uno de los principales donantes de la Autoridad Palestina, también podría imponer algunas sanciones económicas. Después de Palestina que fue admitido en la Unesco, Washington le suspendió la entrega de fondos a esa organización en virtud de una legislación que data de la década de 1990. Este mandato contempla esa medida si cualquier agencia de la ONU le concede plena adhesión a Palestina antes de lograr un acuerdo de paz permanente.

Los últimos informes dicen que Israel negoció con EE.UU. la redacción de la resolución de la Asamblea General de la ONU que elevaría el estatus de los palestinos.

Algunas naciones europeas que le dan grandes cantidades de ayuda a la Autoridad Palestina están preocupadas de que la estrategia de los palestinos ante la ONU resulte riesgosa.

Sólo nueve de los 27 países de la UE reconocen a un Estado palestino bilateralmente. Los que no lo hacen, como Reino Unido, Alemania y Francia, es probable que apoyen una resolución de la Asamblea General que incluya una hoja de ruta clara de vuelta a la mesa de negociaciones.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.