¿Es la edad un problema para las mujeres en la política?

"Congresistas estadounidenses"

Con abucheos y gritos de '¡Discriminación!'. Así respondió el grupo de congresistas que acompañaba a la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, cuando un periodista le preguntó si no se había planteado dejar su cargo para dar paso a las nuevas generaciones.

'Siempre hacen esa pregunta menos cuando se trata de Mitch McConnell', contestó Pelosi entre los aplausos de sus compañeras al referirse al líder republicano en el Senado, quien tiene 70 años.

A Pelosi le tocó contestar a esta pregunta incómoda en una rueda de prensa en la que anunció que continuará en su cargo en la próxima sesión legislativa.

Para esa comparecencia se hizo acompañar por un nutrido grupo de congresistas en una especie de celebración por el récord de mujeres demócratas en la Cámara Baja, más de 60 frente a la veintena que había cuando ella entró hace más de dos décadas.

Pese a aclarar que consideraba la pregunta 'bastante ofensiva', la veterana política de 72 años acotó que en todos sus años en el Congreso ha trabajado para ayudar a la gente joven a entrar y particularmente a las mujeres.

Además recordó que si ella no se postuló antes a la Cámara de Representantes fue porque esperó hasta que su hija mayor estaba a punto de entrar a la universidad.

'Sé que mis colegas hombres llegaron cuando eran treintañeros. Me saltaron porque no tenían que quedarse en casa con sus hijos. Ahora he hecho lo que quería. He sido bendecida para poder criar mi familia y luego venir al Congreso, pero quiero que las mujeres puedan estar aquí en mayor número y en una etapa más temprana de su vida para que puedan empezar a obtener experiencia antes', apuntó.

Pero la historia no quedó ahí. La polémica no tardó en saltar a los medios de comunicación que se cuestionaron la conveniencia de la pregunta y si se le hubiera preguntado lo mismo a un hombre.

Paso a las nuevas generaciones

'Nunca he oído un periodista preguntarle a un político que está haciendo un anuncio sobre su liderazgo si ha considerado retirarse por su edad. Fue bastante incómodo para ella', le dijo a BBC Mundo Ruth Mandel, directora del Instituto de Política Eagleton de la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey.

No obstante, la analista matizó que 'siempre se tiene conciencia de la edad de los políticos', como sucedió con Ronald Reagan de quien, asegura, se recuerda que era mayor que otros candidatos cuando se postuló a la presidencia.

La directora del Instituto Político Para Mujeres, Kimberly Mitchem-Rasmussen, no cree que la pregunta fuera discriminatoria para Pelosi y considera que debería dejarle paso a las nuevas generaciones de políticas.

'Cuando hay tan pocas mujeres líderes es esencial dejar paso a la nueva generación de líderes y asegurarse de que están preparadas para los cargos', asegura en declaraciones a BBC Mundo.

Mitchem-Rasmussen apunta que la media de edad en el Congreso es 'bastante alta', algo que, a su juicio, se debe al largo proceso que conlleva postularse y poder desarrollar una campaña exitosa.

En ese sentido, ambas analistas coinciden en que las mujeres todavía están sometidas a un mayor escrutinio y tienen que lidiar con más problemas a la hora de presentarse a un cargo.

Además, según explica Ruth Mandel, es común que tengan que enfrentarse a 'estereotipos sobre su apariencia física, su ropa o sus roles maternos o domésticos'.

'A las mujeres a veces se les ha preguntado cómo pueden sacar adelante la casa o cocinar y estar al frente de su cargo político', sostiene la directora del Instituto de Política Eagleton, que recuerda cómo en la campaña a la presidencia de 2008 'hubo comentarios inapropiados que se hacían por parte de los medios y de quienes asistían a los actos' para referirse a la entonces precandidata a la presidencia por el partido demócrata Hillary Clinton y a la candidata a la vicepresidencia por el partido republicano Sarah Palin.

'Se les mira con lupa'

Hillary Clinton

"Hillary Clinton"

De esa misma campaña - en esta de 2012 no se postularon mujeres a los principales cargos- se acuerda Kimberly Mitchem-Rasmussen. Concretamente de un acto de campaña en el que Hillary Clinton se emocionó al hablar de lo difícil que era compaginar la campaña política con la pasión por su país.

Entonces, recuerda la analista, a Clinton 'se le cuestionó si sería lo suficientemente dura para el cargo de presidencia', algo 'muy diferente' del tratamiento mediático que tuvieron las lágrimas del portavoz de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner cuando se emocionó en el día de su nombramiento y se le vio como sensible, apunta.

'A las mujeres se les mira con lupa su comportamiento, sus credenciales, cómo se ven, e incluso cómo suenan. De Margaret Tatcher se cuestionó hasta el tono de su voz cuando dijo que quería ser primera ministra (británica). ¿Te puedes imaginar que a un hombre le cuestionaran por su voz? Eso nunca ocurriría', lamenta.

No obstante, ambas consideran que las cosas han cambiado muy favorablemente para las mujeres en las últimas décadas.

De hecho, las elecciones presidenciales de la semana pasada fueron consideradas históricas en cuanto a la participación femenina. Y además, de batirse un récord en cuanto al número de congresistas, por primera vez se eligió a una abiertamente homosexual (Tammy Baldwin, de Wisconsin), a una estadounidense de origen asiático (Mazie Hirono, de Hawai) y a una veterana de guerra herida en combate (Tammy Duckworth, de Illinois).

Por este avance de las mujeres en la política estadounidense no es de extrañar que una de las periodistas que salió en defensa de Pelosi por la polémica sobre el cuestionamiento de su edad, Melinda Honneberger, del Washington Post , señale que uno de los signos de lo lejos que las están llegando es que 'cada vez más están haciendo lo mismo que los hombres: envejecer en la palestra pública'.

De hecho, si Pelosi hubiera decidido retirarse, lo más probable es que su cargo como líder de la minoría demócrata -que deberá ser sometido a votación el próximo 29 de noviembre- hubiera pasado a su colega Steny Hoyer, el número dos de la bancada demócrata que tiene 73 años, uno más que ella.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.