El drama de ser un desnacionalizado

"Bahrain "

¿Cómo será enterarse de segunda mano, sin ninguna advertencia y explicación, que el país donde naciste y creciste ha decidido retirarte la nacionalidad?

La semana pasada, citando una ley de 1963, el ministro de Interior de Bahrain anunció que le quitaba la nacionalidad a 31 miembros de la oposición y por lo tanto se convertían en personas sin Estado.

En el anuncio dijo que la Ley de Ciudadanía permitía la 'reevaluación de la nacionalidad' y que la decisión se realizaba 'en conformidad con los compromisos del reino bajo la ley internacional'.

Pero la medida ha sido criticada incluso por un miembro del gobierno, quien dijo estar tratando de conseguir respuestas del Ministerio.

El viernes pasado, la BBC se reunió en Londres con los hermanos Jawad y Jalal Fairooz, dos de los exdiputados desnacionalizados del partido de oposición al-Wefaq. Ambos se encuentran en Reino Unido con visados temporales y sin la posibilidad de volver a su país.

Sin lugar a dónde ir

'¿Qué debería hacer?¿Dónde debería vivir?¿Qué país me aceptará?', pregunta Jalal Fairooz, quien fue uno entre muchos opositores que renunciaron al parlamento durante las protestas del pasado año.

Él y su hermano Jawad explicaron que, como su padre, ambos nacieron y crecieron en Bahrain. Su madre, originaria de Irán, se nacionalizó en el país.

Como el resto de los 31 nombres en la lista, ninguno de los hermanos tiene otra nacionalidad. En la medianoche del miércoles, el ministro dijo que les había retirado su nacionalidad por motivos de seguridad nacional, sin dar más detalles, añadiendo tan sólo que tenían el derecho de apelar la decisión.

'Mi hija se desmayó cuando lo supo', explica Jalal, 'era incapaz de hacer sus exámenes el día siguiente. Mi esposa lloraba. No sé cómo voy a mantener a mi familia. Nunca he sido acusado de nada antes'.

Jawad Feirooz

"Jawad Feirooz "

'Todavía no se sobre qué bases se tomó esta decisión', dice por su parte Jawad, a quien estando ausente en el país se le condenó a cumplir una sentencia de 13 meses de cárcel por participar en reuniones ilegales el pasado año.

'No tengo oportunidad de defenderme. ¿Qué puedo hacer? Si vuelvo definitivamente me quitarán el pasaporte y me arrestarán'.

Ala moderada de la oposición

Los hermanos Fairooz son miembros de la comunidad shiíta y líderes del partido al-Wefaq. Ambos han estado estado haciendo campaña de forma pacífica en reclamo de una distribución equitativa del poder y la riqueza en el país gobernado por la monarquía sunita de al-Khalifa.

Puede que sus puntos de vista no sean populares entre la mayoría sunita en el país, pero muchos creen que aún así deberían conservar su nacionalidad.

Los hermanos Fairooz representan el ala más moderada de la oposición. Distan mucho de los activistas enmascarados y armados con bombas molotov que aterrorizan vecindarios y se enfrentan con la policía casi cada noche en los pueblos al oeste de la capital Manama.

Trajeados y expresándose de forma elocuente, los hermanos señalan que no quieren derrocar a la monarquía. Tan sólo quieren una monarquía constitucional con un cuerpo ejecutivo electo.

Los sunitas en Bahrain a menudo describen a los miembros del partido al-Wefaq como 'traidores esponsorizados por iraníes', que pretenden convertir a Bahrain en una república islámica y un satélite de Irán.

Pero ambos insisten en que no tienen contactos con Teherán.

'Queremos que Bahrain sea un país árabe independiente y queremos que sea democrático. Necesitamos una democracia no una teocracia'.

¿Qué va a pasar con los hermanos tras ser desnacionalizados?

Ambos están en Reino Unido con visados temporales y la de Jawad caduca el próximo mes. Uno se está quedando en un apartamento con amigos, mientras que el otro se aloja en un hotel.

'Iba a regresar mañana', dice Jalal, 'pero si vuelo me atraparán y me meterán en la cárcel y arrebatarán mi identidad. No tendría tarjeta de identificación, no sería capaz ni de abrir una cuenta bancaria. No tengo idea de lo que voy a hacer'.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.