Ciudad de México, capital de las marchas

"Protesta en Ciudad de México"

Martes. En el centro de Ciudad de México un grupo de personas bloquean la entrada a la alcaldía, mientras que al oriente de la capital 30 conductores de taxis, con sus vehículos, cierran una de las avenidas más importantes de la zona.

Miles de automovilistas quedan atrapados en el bloqueo, que dura casi cuatro horas.

Es un día normal en Ciudad de México. Según el Gobierno del Distrito Federal, en la capital mexicana se realizan ocho marchas al día en promedio.

Entre enero y marzo más de 600.000 personas caminaron por las calles en demanda de servicios públicos, vivienda, empleo, permiso para vender en calles prohibidas al comercio o en protesta por la aprobación de bodas entre personas del mismo sexo, entre otros motivos.

Según la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, las marchas provocan pérdidas de unos US4 millones por día.

Asunto normal

De acuerdo con las autoridades, la mayoría de las protestas se refieren a problemas ajenos a la capital mexicana, pero ocurren en sus calles porque aquí se encuentran las oficinas centrales del gobierno del país.

Las protestas y bloqueos forman parte de la vida cotidiana de los habitantes de Ciudad de México.

Muchas estaciones de radio ofrecen reportes frecuentes de la circulación en calles y avenidas, mientras que el gobierno de la ciudad hace lo mismo a través de redes sociales como Twitter.

De hecho, los capitalinos no suelen medir sus traslados por la ciudad en kilómetros recorridos, sino en el tiempo que toma llegar de un sitio a otro.

A pesar de ser parte del paisaje, las marchas pueden desquiciar a la capital, como ocurrió a fines del año pasado cuando unas 10 manifestaciones distintas virtualmente paralizaron la circulación de autos en el poniente y el centro de la capital.

De acuerdo con cifras oficiales, en Ciudad de México circulan unos cuatro millones de automóviles al día.

Todo vale

Marcha de taxistas en Ciudad de México

"Marcha de taxistas en Ciudad de México"

Las manifestaciones no se limitan a cierre de calles o personas caminando con carteles y gritos.

Hombres y mujeres han protestado desnudos, a bordo de caballos o vestidos con traje de payaso.

Grupos de campesinos han sacrificado vacas y cerdos frente a las oficinas del Ministerio de Agricultura, para reclamar apoyo del gobierno.

Pero muchas de las protestas no cumplen su propósito, es decir, llamar la atención a los problemas que se denuncian.

"Nada más quitan tiempo, de nada les sirve cerrar la calle si no les van a hacer caso", le dijo a BBC Mundo Gonzalo Ríos, un automovilista atrapado en una marcha de taxistas.

Las leyes

Por la cantidad de manifestaciones cotidianas, algunos empresarios y legisladores han solicitado la regulación legal de las marchas.

Recientemente el minoritario Partido Verde Ecologista de México (PVEM) aplicó una encuesta en la capital sobre el tema. La mayoría se inclinó por prohibir las manifestaciones sin permiso de las autoridades, algo que de aprobarse violaría la Constitución mexicana.

"No se puede afectar la vida laboral, estudiantil de los capitalinos por un pequeño grupo de ciudadanos", dijo el diputado del PVEM Raúl Nava.

Sin embargo, a pesar del resultado de la encuesta, la posibilidad de que las manifestaciones sean reguladas en Ciudad de México es lejana.

En los últimos tres años se han presentado dos iniciativas en ese sentido en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Las propuestas fueron rechazadas.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.