¿Qué está pasando en Egipto?

"Mujeres manifestando"

Juicios, cadenas perpetuas, cierre de canales de televisión, manifestaciones populares.

Mientras la comunidad internacional está concentrada en los planes de Estados Unidos y Francia de intervenir militarmente en el conflicto sirio, la inestabilidad sigue siendo una constante en Egipto, país que el mes pasado fue sacudido por las secuelas de un golpe de Estado, disturbios y violencia por parte de las fuerza de seguridad.

BBC Mundo le cuenta cuáles han sido los últimos acontecimientos en la nación del norte de África.

Condenas

Manifestantes

"Manifestantes"

Las autoridades militares egipcias continúan con los juicios a seguidores del presidente derrocado, Mohamed Morsi.

Un tribunal militar en Egipto le dictó cadena perpetua a uno de los imputados; otras tres personas recibieron sentencias de 15 años mientras que a 45 individuos se los condenó a cinco años de prisión.

A los acusados se los imputó por haber disparado contra soldados durante los disturbios ocurridos en agosto en la ciudad portuaria de Suez.

Los incidentes se desencadenaron después de que violentos operativos ejecutados por las fuerzas de seguridad contra dos campamentos de protestas en la capital, El Cairo, dejaran cientos de muertos.

Los manifestantes, la mayoría seguidores de los Hermanos Musulmanes, llevaban semanas protestando contra el golpe de Estado que el 3 de julio sacó del poder a Morsi, quien no ha sido visto en público desde su derrocamiento.

Cientos de personas murieron afuera de la mezquita Rabaa al Adawiya y en la plaza Nahda el 14 de agosto.

Los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad en Suez, acaecidos entre el 14 y el 16 del mes pasado, dejaron más de 30 muertos.

No está claro si los condenados por la instancia militar son miembros de los Hermanos Musulmanes.

Previamente, fuentes castrenses informaron que a 11 seguidores de Morsi se les había dictado cadena perpetua.

Juicio a Morsi

La Fiscalía egipcia informó el 1 de septiembre que, después de dos meses de estar detenido en un lugar secreto, Morsi enfrentará un juicio por incitar la violencia y asesinatos.

Mohamed Morsi

"Mohamed Morsi"

Los cargos están relacionados con las muertes de al menos siete personas en los enfrentamientos ocurridos afuera del palacio presidencial Ittihadiya, en El Cairo, entre simpatizantes de los Hermanos Musulmanes y opositores, en diciembre de 2012.

Catorce líderes de la agrupación, incluyendo Mohammed al Beltagi y Essam al Erian, serán enjuiciados por los mismos cargos.

El principal líder de la organización, Mohammed Badie, también fue arrestado.

En la noche del 4 de diciembre de 2012 y al día siguiente, decenas de miles de manifestantes se concentraron afuera del palacio para protestar por lo que calificaron como los decretos ilegales de Morsi que le otorgaban poderes especiales y por su intención de cambiar la constitución.

El domingo, medios de comunicación estatales informaron que una investigación reveló que Morsi le había pedido a la Guardia Republicana y al ministro encargado de la policía que disolviera las manifestaciones, una orden que los agentes de seguridad se negaron a acatar.

Supuestamente, los aliados de Morsi fueron llamados para hacerles frente a los manifestantes. Cientos de personas resultaron heridas.

Los seguidores de Morsi dijeron que ellos defendían el palacio tras ser atacado por activistas de la oposición.

Cierre de canales

El martes, un tribunal en El Cairo ordenó el cierre de cuatro canales de televisión, entre los cuales está Ahrar 25 TV, de los Hermanos Musulmanes, y Mubasher Misr, canal afiliado a la cadena árabe Al Jazeera.

Según las autoridades, los canales operaban ilegalmente.

El analista de la BBC Sebastian Usher indicó que Al Jazeera y, en particular su estación egipcia, Mubashir Misr, han sido criticadas y calificadas como demasiado cercanas a los Hermanos Musulmanes por muchos egipcios que salieron a las calles para exigir la renuncia de Morsi.

'Tan pronto como Morsi fue derrocado por el ejército, muchos medios de comunicación que apoyaron a los Hermanos Musulmanes fueron suspendidos', indicó Usher. La reputación de Al Jazeera ha sido afectada por su cobertura de Egipto. 'Algunos televidentes la acusan de parcial', afirmó el periodista.

El martes, Al Jazeera denunció que las autoridades egipcias han interferido deliberadamente sus señales satelitales y han forzado a un cambio de frecuencias.

'La cadena con sede en Qatar ha sido forzada a cambiar de frecuencias varias veces para permitir que la audiencia pueda seguir viendo sus canales de noticias y de deportes', señaló en su página web el medio de comunicación.

Al Jazeera dijo que expertos independientes determinaron, sobre la base de una extensa investigación, desde dónde se estaban produciendo las interferencias. Se trataría, según los expertos consultados por la cadena, de instalaciones militares.

De acuerdo con Al Jazeera, después del golpe de Estado, sus oficinas han sido allanadas y algunos de sus periodistas arrestados.

El lunes, las autoridades expulsaron a tres periodistas extranjeros de Al Jazeera por no tener las acreditaciones de prensa correspondientes.

Protestas

Manifestantes

"Manifestantes"

El martes por la noche, miles de simpatizantes de Morsi salieron a las calles de diferentes partes de Egipto para denunciar el gobierno interino que asumió el poder y que es respaldado por el gobierno.

Entre las consignas de quienes participaron en las marchas en la capital, en el Delta del Nilo, en el Alto Egipto y a lo largo del canal de Suez estuvieron: 'El golpe es terrorismo', en directa alusión a los argumentos esgrimidos por las autoridades para combatir a los Hermanos Musulmanes, que aseguran es una lucha contra el terrorismo.

En el suburbio del este de El Cairo, Ciudad de Nasr, se escucharon consignas como 'La revolución continuará' y 'Abajo con el gobierno militar', según reportó la agencia de noticias Reuters.

El presidente interino Adly Mansour advirtió que 'fuerzas internas y externas' no 'escatimarán esfuerzos por bloquear la implementación' de su plan de transición, el cual busca combinar una constitución modificada, que será sometida a un referendo, y elecciones parlamentarias para inicios de 2014.

'Hemos visto incidentes violentos que han sido atestiguados por el país. En sus propias palabras, ellos están intentando paralizar a Egipto', le dijo el funcionario a la agencia estatal de noticias Nile.

'El Estado, con todas sus instituciones, no permitirá que ningún partido sea un obstáculo para la satisfacción de las aspiraciones del pueblo', añadió Mansour.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.