El grupo automotriz General Motors anunció que retirará más de 69 mil camiones y camionetas a nivel mundial debido a un defecto potencial en la columna de la dirección, el cual puede provocar que el vehículo siga avanzando después de haberlo estacionado. La National Highway Traffic Safety Administration de los Estados Unidos, difundió al respecto que  los vehículos pueden haber sido construidos con un cable de bloqueo de estacionamiento fracturado o una columna con formato incorrecto del aparato de bloqueo del motor, lo cual podría hacer que la unidad siga rodando aún después de que el conductor haya salido de él. La empresa sostuvo que la mayoría de los vehículos afectados no están en manos de los consumidores, además de que no se tiene información alguna de accidentes o lesiones relacionadas con esta causa. General Motors agregó que alrededor de 55 mil de los vehículos que fueron retirados del mercado estaban en los Estados Unidos.