Los diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se manifestaron la mañana de este martes y marcharon en el interior del recinto de San Lázaro en contra del operativo de seguridad implementado por la toma de protesta del presidente electo, Enrique Peña Nieto.

Apoyados por vecinos y ciudadanos inconformes derribaron un bloque de vallas de seguridad ubicadas en la esquina de Avenida Eduardo Molina y la calle de Zapata, argumentando que este era un acto para restituir la libertad de tránsito a legisladores, trabajadores de la Cámara, vecinos, peatones y ciudadanos en general en el perímetro.

El diputado Julio César Moreno anunció que acudirá con el jefe delegacional de Venustiano Carranza, Roberto Ballesteros, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por la violación a la libertad de tránsito, ya que, dijo, son cerca de 60 mil personas de 16 colonias aledañas las que se han visto afectadas por el cerco del Estado Mayor Presidencial.

Aleyda Alavez, vicepresidenta de la Cámara, manifestó que ni la Junta de Coordinación Política ni la mesa Directiva solicitaron el operativo, por lo que no se justifica la presencia de los militares ante el rechazo generalizado del cerco.

Desde el domingo, el Estado Mayor Presidencial colocó dos cercos de seguridad en torno al Palacio Legislativo apoyados con vallas y muros metálicos, y restringieron el libre tránsito peatonal y de vehículos por las principales vías en el área, causando molestia en vecinos y usuarios del transporte colectivo.

La medida de seguridad se tomó a menos de una semana de la ceremonia en donde el 1 de diciembre el priista Enrique Peña Nieto tomará protesta como nuevo Presidente de México.