lozoya

Esta mañana, Emilio Lozoya confirmó que la cifra de fallecimientos aumentó a 32; 12 hombres y 20 mujeres. Asimismo, dijo que 121 víctimas recibieron atención médica, de las cuales 52 siguen hospitalizadas.

También dijo que su prioridad será atender a las víctimas y a sus familias y que continuarán con las labores de rescate.

Además, mencionó que Pemex cumplirá con sus labores cotidianas de producción y abasto.

En la investigación estarán involucrados expertos y peritos de la PGR, elementos de la marina, expertos de la UNAM y de la Secretaría de Defensa Nacional. Las conclusiones las irán dando conforme avance la investigación.

Recordemos que ayer Osorio Chongo confirmó que iban 25 muertos:

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dio a conocer esta noche que la cifra de fallecimientos tras la explosión en el edificio de la Torre de Pemex aumentó a 25 mientras que el número de heridos es 101, de los cuales 46 permanecen en atención medica y el resto fue dado de alta. 

“De los 25 fallecimientos, 17 fueron mujeres y ocho hombres, mismos que han sido trasladados a la Cemefo (Centro Médico Forense) de la PGR (Procuraduría General de la República).  Hubo 101 heridos, de los cuales 46 permanecen en atención medica y el resto fue dado de alta”, apuntó. 

Asimismo, Osorio Chong recalcó que sería una gran irresponsabilidad por parte de las autoridades decir sin pruebas que dicha desgracia fue un atentado.

“Se están utilizando todos los recursos de las autoridades para investigar y conocer las causas del siniestro esperaremos los resultados de los peritajes y con transparencia los daremos a conocer”, indicó. 

“El presidente (Enrique Peña Nieto) ha girado instrucciones para que las autoridades correspondientes convoquen a expertos nacionales e internacionales que coadyuven en las investigaciones con el propósito de dar datos precisos, confiables y contundentes para conocer el origen y las causas del siniestro”, agregó. 

Además, el titular de la Segob dijo que por el momento la prioridad es “atender a las víctimas, los heridos y sus familiares, así como remover hasta el último escombro para cerciorarnos de que no haya ninguna persona atrapada”.