En su reporte más reciente indicó que a las 06:35 horas ocurrió un tren de exhalaciones explosivas que provocó la caída de fragmentos incandescentes sobre las laderas norte y noreste, lo cual generó pequeños flujos de agua y cenizas en algunas de las barrancas de ese sector.

Indicó que las laderas del Popocatépetl amanecieron nevadas debido a la tormenta ocurrida anoche, por lo que de producirse nuevas emisiones de fragmentos incandescentes, estos fundirían la nieve en la zona de impacto y podrían ocurrir nuevos flujos de agua y cenizas de pequeña magnitud.

El organismo expuso que hasta las 8:00 horas, cuando emitió este reporte, continuaba la presencia del tren de exhalaciones en el volcán, para el que se mantiene la alerta en Amarillo Fase 3.

Este nivel de alerta implica la probabilidad de observar actividad explosiva de escala intermedia a alta, crecimiento de domos y posible expulsión de lava, así como lluvias de ceniza notorias sobre poblaciones cercanas.

Se mantiene la recomendación a la población de estar atenta a la información oficial que se difunda, continuar con el radio de seguridad de 12 kilómetros alrededor del cráter y la prohibición de permanecer en esa área.

Fuente: Notimex