Víctimas de incendio en Brasil siguen en estado crítico

El ministro de Salud de Brasil, Alexandre Padilha, afirmó que están en estado "crítico" 75 víctimas del incendio en una discoteca ocurrida la madrugada del domingo en Brasil, que causó la muerte de 231 personas. La mayoría de los hospitalizados en estado crítico son personas con problemas respiratorios producidos por la inhalación de humo tóxico, que han tenido que ser conectados a aparatos de respiración asistida y 20 de ellos sufrieron quemaduras graves en el incendio de la discoteca Kiss, según dijo el ministro a periodistas. Padilha alertó que los síntomas de problemas respiratorios pueden evolucionar "rápidamente" y aseguró que algunos pacientes que acudieron entre el domingo y lunes a los centros médicos con síntomas leves como tos acabaron hospitalizados en unidades de cuidados intensivos. Este lunes se registraron solo cuatro casos de personas con problemas respiratorios, pero el ministro insistió que en las próximas horas los posibles afectados deben de permanecer alertas a los síntomas. De los ingresados en cuidados intensivos, 27 permanecen en Santa María y 48 han sido trasladados a hospitales de referencia de Porto Alegre, capital regional, según Padilha. El ministro también afirmó que está previsto que comience a funcionar un grupo de psicólogos especializado en dar atención a los familiares de pacientes internados.