Multitud rinde homenaje a víctimas de incendio en Brasil

 

Miles de personas se congregaron en la noche de este lunes en una plaza del centro de la ciudad brasileña de Santa María para rendir un homenaje silencioso a las víctimas del incendio de la discoteca Kiss, que en la madrugada del domingo dejó al menos 231 muertos y 112 heridos.

 

La policía no dio cifras del número de participantes pero algunos que estaban en la cabeza de la manifestación calcularon en más de cinco mil personas la asistencia.

 

La convocatoria fue una iniciativa espontánea de la población, que usó las redes sociales para llamar a la gente a honrar la memoria de los fallecidos, en su mayoría jóvenes universitarios, y pedir que se castigue a los responsables de la tragedia, la peor de su tipo registrada en Brasil en más de medio siglo.

 

Los promotores de la iniciativa pidieron a la gente que asistiera vestida de blanco, ya que en Brasil el luto no es muy asociado al color negro, y que en vez de velas llevara objetos luminosos, como teléfonos celulares.

 

El homenaje comenzó al caer la tarde con una misa en la céntrica plaza Saldanha Marinho y, horas después, se fueron sumando a los asistentes grupos más numerosos que se desbordaron por las calles adyacentes.

 

Muchos portaban globos blancos en los que estaban escritos nombres de la víctimas, pegatinas negras con letras blancas en las que estaba escrita la palabra "luto" y carteles en los que se pedía justicia.