Catean penal de Topo Chico durante siete horas

Policías federales, estatales y elementos del Ejército mexicano catearon durante la madrugada de este martes el penal de Topo Chico, Nuevo León, operativo que se prolongó por lo menos siete horas y en el que también participaron elementos de seguridad del propio Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cadereyta. Los casi mil efectivos policías de cada una de las corporaciones llegaron al reclusorio después de las 23:00 horas de ayer lunes, operativo que obedeció a un proceso de revisión de rutina, confirmó Jorge Domene, vocero estatal de seguridad. Afirmó que en el cateo no se encontró droga, pero sí se logró el aseguramiento de varias “puntas” de metal que los reclusos usan como armas, por lo que "el resultado es positivo en el sentido que no se encontró nada grave en el interior de este reclusorio", dijo. El operativo inició con la participación de Unidades de Fuerza Civil que cerraron los accesos al reclusorio por el norte y el sur, formando un anillo de seguridad. Después realizaron patrullajes por calles que convergen al lugar. Los policías federales y los elementos de seguridad del Cereso de Cadereyta llegaron al sitio en camiones, los cuales se dispusieron a las afueras del edificio. Posteriormente arribaron paramédicos en ambulancias de la Cruz Verde de Monterrey, quienes luego de dos horas se retiraron de la zona. A eso de las 5 de la mañana comenzaron a salir del reclusorio unas 20 mujeres que habían acudido en visita familiar, al tiempo que una horas después, 6:00 horas, los efectivos que ingresaron al penal salieron y se retiraron sin dar información al respecto.