El sueño olímpico se transforma en departamentos

Casi cuatro meses después de que Michael Phelps concluyó su brillante carrera olímpica, la sede de la natación en Londres 2012 se está quedando sin sus últimos asientos.

Los organizadores de los Juegos cedieron el martes el control del Parque Olímpico a la organización que se encargará de remodelarlo para el uso que se le dará a futuro. La London Legacy Development Corporation convertirá la Villa Olímpica en un complejo de apartamentos, desmantelará las instalaciones temporales y retirará las butacas de todas las sedes.

Sin embargo, persiste la incertidumbre sobre el Estadio Olímpico, del que no se ha definido quién lo ocupará y manejará. El club de la Liga Premier West Ham ha manifestado sus intenciones de jugar en el estadio, pero éste no reabriría sus puertas sino hasta 2016, después de que se reduzca su capacidad de 80 mil a 60 mil asientos.

En total, se construirían 30 mil viviendas nuevas en la zona durante los próximos 20 años, como parte del proyecto, que también contempla ofrecer instalaciones deportivas de uso público y comercios.