ONU protege a 11 mil palestinos desplazados

La escuela Gaza Il Ijdide, gestionada por la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), se ha convertido en refugio improvisado de parte de los 11 mil palestinos desplazados del norte de Gaza, que huyen de los bombardeos israelíes cuando la ofensiva israelí contra la franja cumple una semana.

Los desplazados se quejan de no haber recibido comida, ni leche de lactancia para los menores ni agua desde el martes. Los vecinos sí se han encargado de entregarles mantas, ropa y prestarles algo de ayuda, pero el reparto organizado de comida no había empezado aún la mañana de este miércoles.

Llegaron a Gaza sin apenas nada, tras caminar más de una hora desde sus hogares en Bet Lahia, Alatra, Beit Hanun y otras localidades cercanas a la divisoria con Israel, después de que el Ejército israelí les advirtiese de que evacuasen la zona porque iba a ser bombardeada.

La ofensiva israelí contra Gaza cumplió este miércoles una semana, con un saldo de 147 palestinos muertos y más de mil 100 heridos, en su mayoría civiles, mientras que, del otro lado, cinco israelíes han perdido la vida y alrededor de 50 han sido heridos por los cohetes palestinos y en un atentado perpetrado en Tel Aviv.

Según declaró Christopher Gunnes, portavoz de la UNRWA, ya hay más de 11 mil palestinos que han tenido que abandonar sus hogares por el fuego israelí y, en los próximos días, podrían unirse varios miles más.