Soy mi propio juez y para mi gusto mi cine está funcionando: Reygadas

Ajeno a las críticas, tanto positivas como negativas, el director mexicano Carlos Reygadas prefiere seguir su intuición, ser su propio juez para saber que lo que está haciendo está bien y por ello está convencido de que el tiempo le dará la razón y lo colocará en el lado de los buenos cineastas.

El último ganador del premio de Cannes al mejor director por "Post Tenebras Lux" aseguró que las críticas no le afectan, ni las positivas ni las negativas, ya que el tiempo acomodará las cosas en su lugar.

Tras haber recorrido festivales internacionales como el de San Sebastián, Cannes o Tokio, con tantas críticas como alabanzas, faltan tres días para que "Post Tenebras Lux" llegue a las salas mexicanas y se enfrente al público, etapa que no preocupa al cineasta porque él no hace películas para que las vaya a ver mucha gente.

Se conforma, por tanto, con establecer ese "contacto real" con algunas de las personas a través de su historia, que cuenta la vida de un matrimonio de clase alta que se traslada a vivir al campo y del choque con los habitantes de la localidad, esas "dos cosmogonías" existentes en México que "nunca podrán encontrarse".

Aunque no se atrevió a definir cuál es el prototipo de personas aptas para disfrutar de su película, sí explicó que lo tendrán más difícil las personas "que tienen una idea de que el cine es algo codificado, que tiene que ser de alguna forma específica", con personajes presentados de una forma determinada y con una historia con giros y conclusiones.

Reygadas no trata directamente el tema de la violencia existente en México en su filme pero sí aseguró que está presente en la película, "se siente esa tensión", y además con su título intenta transmitir la idea de la luz como esperanza ("Post Tenebras Lux" significa "Después de las tinieblas, la luz").