Medvédev pide pena de cárcel para aficionados

El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, ordenó este lunes modificaciones en la ley para penalizar con cárcel a autores de incidentes similares al ocurrido durante un reciente partido de fútbol en el que resultó herido el portero de uno de los equipos al recibir el impacto de un petardo lanzado por aficionados.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado durante el partido entre los clubes Dinamo de Moscú y Zenit de San Petersburgo, que tuvo que ser suspendido después de que un grupo de hinchas lanzara petardos al campo de juego. Como consecuencia, el guardameta del conjunto moscovita, Antón Shunin, resultó con quemaduras de la córnea.

“Es un crimen premeditado y se abrió una investigación penal, pero hay que introducir cambios en la ley que sirvan para impedir este tipo de infracciones y delitos”, insistió Medvédev en una reunión con sus adjuntos.

Subrayó que estos delitos “deben ser penalizados con cárcel para evitar la impunidad”. Anteriormente, el jefe del Gobierno ruso calificó el suceso de “abominable” en su Facebook y pidió trabajar en medidas para impedir se repita en el futuro.