El presidente Felipe Calderón escuchó la petición de ayuda de la señora Edith Pérez para localizar a su familia que fue privada de su libertad en Ciudad Mante, Tamaulipas, y dejó claro que por eso su gobierno, decidió utilizar toda la fuerza del Estado para defender a las familias y enfrentar a la delincuencia.

"Estamos decididos a que no se permita y no se abandone a la gente a su suerte. Yo eso es lo que he hecho, en medio de mucha incomprensión, ciertamente. Yo sé que si el gobierno no asume los costos y los riesgos de enfrentar a la delincuencia, nadie lo va a hacer", externó.